Índice del artículo

XI. La muerte del aguacate

En 1984, una fuerte helada marchitó los árboles dejando un paisaje de desolación donde antes hubo verdor y vida.

El aguacate quedó en el abandono. Poco a poco fueron cortándose los árboles y supliéndose con injertos de otra clase.

El barrio mudó con el tiempo, o será que cuando lo vemos tal como está es distinto al barrio que recordamos y que sigue viviendo en nuestros sueños y en nuestros recuerdos.

Si fuera nigromante, barrio amigo, tus muertos me dirían que vivirán eternamente.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales