1. Celso Garza GuajardoPrimeramente el por qué del título de esta charla. Creo que en la dinámica de Sabinas Hidalgo, el hecho de ser reconocida población de gran actividad económica donde los renglones comerciales, ganaderos, agrícolas e industriales se hacen evidentes y donde la actividad social múltiples expresiones de modernidad y de progreso, obliga a plantearse definición sobre qué es hoy Sabinas Hidalgo.

    ¿Existe aún en lo que es hoy Sabinas Hidalgo el alma de la vieja aldea?… ¿Está en Sabinas Hidalgo plenamente fortalecida la identidad de seguir siendo un pueblo con arraigo pese a los visos de cosmopolitismo regional?… ¿Hay una responsabilidad ante el futuro que nos espera?

    Estas preguntas son válidas por el hecho, en primer lugar, de que ésta no es una población a la hay que hacerle la autopsia, porque ya casi falleció y entonces de lo que se trata nada más es de identificar los restos que quedan de ella. Por el contrario, Sabinas Hidalgo está en constante transformación, en primer lugar de su conglomerado social, de sus formas urbanas, el tránsito de sus calles y nos impacta el hoy de una ciudad que se vuelve pesada, a veces antisocial, incluso, hay que decirlo, administrativamente fuera de control.

    Ese hoy de Sabinas Hidalgo, eso que queremos evaluar que es hoy Sabinas Hidalgo, es el hecho abrumador sobre el cual queremos reflexionar. Para hacerlo, para reflexionar, hay que tener una idea precisa, no hoy que es transitorio, sino del presente que es visión de sí mismo, del pasado que es origen y sustento y del futuro que es ka realidad mejor por lo que hay que trabajar.

    La definición de Sabinas Hidalgo no es la dispersión de lo que hoy es, sino la suma de lo que dan su pasado, que no se debe de olvidar, el presente, que no se debe de ir de las manos, y el futuro que es esperanza.

  2. Sabinas Hidalgo no es pues hoy, eso que nos abruma y que sentimos que es tan disperso y disparejo. En con toda viveza una ciudad en tres tiempos que debe de protegerlos: Presente, pasado y futuro. Más aún, por el hecho de que tiene en puerta su 300º Aniversario de Fundación. Es ese aniversario que nos va a tomar en las vísperas de una ciudad evolucionada en todos lo órdenes para lo cual hacemos estas reflexiones.

    Se ha dicho que tiempo es oro y que el tiempo es arena, Que el tiempo se nos va entre las manos y que el tiempo es lo más valioso, porque es donde hacemos las cosas. Se puede estar o no de acuerdo en tales afirmaciones, mas queremos agregar otra, en relación a la ciudad: El valor del tiempo histórico es lo único que le queda a una ciudad, a un pueblo, para seguir siendo tal y tener antecesores y predecesores. El valor del tiempo histórico se llama cultura, cultura del pasado, cultura del presente y cultura del futuro.

  3. Ante el 300º Aniversario de la fundación del Real de Santiago de las Sabinas ¿cuál es la cultura del pasado que hay que proteger?

    Cultura es la forma de sentirse y de ser. Forma de pensar y de actuar. Cultura es un origen, pero también cultura es aquello que se quiere y que se debe perdurar siempre, que debe ser la identidad. Parte de esa cultura son las relaciones históricas como por ejemplo: las acequias, el brazo de los viejos barrios, las antiguas construcciones, casona, la plaza, la iglesia: todo aquello que dé testimonio de algo que fue importante, que ahí pasó. Todo lo que señala que eso fue trascendente. NE fin, hay que proteger la cultura del pasado para que ésta no sea del hoy muy comúnmente realiza cosas que después se lamentan, bajo pensamiento como. “Esto ya no sirve… aquello para qué… etcétera.

  4. La cultura del presente.

    Toda cultura del presente gira porque no soslaya los restos. Nosotros sabemos lo que es Sabinas Hidalgo en su economía en la frontera, en las condiciones del México actual, en la dinámica de carreteras y maquiladoras, en el cruce de parabólica y de cientos y miles de vehículos. Esos restos no se pueden soslayar. Hay que educar a la población para que sepa vivir en esto que es hoy la modernidad. Pero para que sepa vivir en base a lo trascendente de su propia vida y del respeto también a las normas del pasado.

    El presente es grandeza de trabajo, existencia en la vida sana, nobleza ciudadana y cooperación para los mejores fines de la patria. El presente es la identificación total de Sabinas Hidalgo con la metas históricas del México de hoy. Por eso, la cultura del presente es socialmente cívica, nacionalista y en plenitud es cultura de trabajo, No hay presente sin esos tres factores. Al conjurarse trabajo, civismo y nacionalismo se eliminan los elementos negativos de hoy.

  5. La cultura del futuro.

    Es aquella que sabemos que ya está. El futuro no aparece de repente. El futuro existe desde ayer y decir desde ahora. Sobre todo cuando la dinámica de la evolución está presente. Construir la cultura del futuro significa arraigo y preparación, prever toda la mayor cantidad de soluciones a la multitud de problemas de ahora y a los nuevos requerimientos que en el mañana serán existencia. Vivir en ciudad es un complejo de responsabilidades desde familiares, comunitarias y municipales. Saber vivir en ciudad es saber vivir, ahora sí que plenamente en civilización.

    La cultura del futuro es en suma cultura de civilización, ahora más que nunca.

    ___________________

    * Charla dictada el 30 de mayo en la Benemérita Sociedad Mutualista de Sabinas Hidalgo, N. L.

31 de mayo de 1989.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales