A pesar de un inicio incierto y un intermedio no muy agradable, Guadalupe Soto “Sin querer queriendo” como el Chavo del Ocho, sacó juventud de su pasado para integrarla a su experiencia y vencer con esa fórmula a los Cerveceros, campeones del torneo de softbol pasado.

A las 9 de la mañana del domingo 10 de marzo, teniendo como escenario el parque del Club Sertoma, los Cerveceros arremetieron contra la serpentina del “Chino”, logrando ligarle 5 hits, dos de ellos de 4 esquinas de Mario Guardiola y Juan Guillermo Alanís para anotarle en 3 ocasiones.

Equipo Tiburones en el softbol del Club Sertoma
Tiburones se sonaron al monarca.

Lo cual no amedrentó para nada al veterano lanzador contratado por los escualos como agente libre, al desaparecer los Diablos, sino todo lo contrario, despachando a ritmo de conga la segunda tanda, que en el cierre le dieron la delantera anotando en 5 ocasiones y de allí para adelante tiró con el score.

Empezó la fiesta conectando de imparable el intermedialista Marco Antonio Ramos, se fue a la segunda con toque de sacrificio de su hermano Margarito por la raya de primera, quien fue puesto fuera de combate con asistencia del segunda base, de donde vio caer por va vía 6-3 a Remigio Lozano para el segundo out.

Y como las grandes tragedias así se escriben, esta no podría se la excepción, un error del defensor del segundo saco Fernando Sánchez, a contacto de Gerardo Villarreal, abrió la puerta al rally anotando los antes mencionados y Homero Montemayor, Juan Camacho, también Ernesto Rodríguez con linea de Antonio Lozano que impactó de 4-3.

La nueva adquisición de los Tiburones permitió una en la tercera tanda al otorgar pase libre a la inicial al catcher Mario Guardiola, se estafó la intermedia avanzando a la antesala con rola a las paradas cortas de Oscar Villarreal, descolgándose a la goma en jugada de pisa y corre, propiciada con profundo elevado de sacrificio al prado del centro de Juan Guillermo Alanís.

El otro momento esperanzador de los Cerveceros llegó en el quinto episodio al volarse la barda con la casa llena Juan Guillermo Alanís, y después registraron Ramón García el pitcher Oscar Velázquez, sumando 10, pero los Tiburones a esas alturas ya contaban con 14, añadiendo otras 3 al caer el telón del mismo acto y terminar 17 anotaciones a 12.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales