La práctica del deporte en familia permite compartir momentos de felicidad y otros no muy agradables que sirven para estrechar los lazos de solidaridad entre padres, hijos, hermanos, esposa etc.

El deporte recreativo es donde el hombre puede mostrar su vocación por la armonía, sus habilidades físicas y muchos valores como mínimo la alegría de vivir, el deseo de progresar, la libertad de pensamiento y dentro de esa extensa gama de bondades proporcionadas por esa sana actividad se encuentra la comunicación.

Porra del equipo Yankees en el softbol del Club Sertoma

La vida moderna nos ha cambiado mucho, el factor tiempo a complicado todo o será el sereno pero ya no hay tiempo valga la redundancia para dedicárselo a la esposa, los hijos o nietos mucho menos al vecino y esto es muy grave.

No es posible que no exista el intercambio de ideas o de opiniones sobre el tema del día o necesidades del momento en el seno del hogar, la comunicación es importantísima porque nos conduce al entendimiento, la correspondencia de imágenes, emociones y valores.

Por lo anterior me es muy grato saludar, aunque sea de pasadita para no interrumpir, la convivencia entre los integrantes de una o varias familias que domingo tras domingo comparten la emoción de un juego acompañado de un refresco o sin él en el parque del Club Sertoma.

Por supuesto que allí no es ninguna novedad, la mayoría de los equipos se hacen acompañar por amigos y familiares y la porra de los Yankees ni se diga, niños, jovencitas, abuelitas, esposas o hermanas de los peloteros se divierten abandonando la rutina para desalojar el estrés dando una cátedra de solidaridad.

Felicidades y que esa inteligente comunicación que viene a enriquecer nuestra propia vida prevalezca por mucho tiempo para beneplácito y beneficio de todos.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales