Ya se nos perdió la cuenta pero se repite una vez más la historia de las últimas semanas en la acción correspondiente al softbol sabatino vespertino.

Como ha sucedido en los últimos tiempos, a tan solo unas horas de celebrarse esa actividad de pelota blanda, el destino quiere que no haya confrontaciones.

La tremenda cantidad de agua celestial que cayó el viernes por la noche fue francamente espectacular.

Esto a pesar de no haber llovido por varias horas pero cayeron precipitaciones suficientes para ocasionar encharcamientos en los espacios deportivos municipales.

Como los que se ubican en la Unidad Deportiva, donde otro de los espacios más dañados con frecuencia es el parque de softbol que se ubica a un costado del gimnasio.

Ahí el agua que corre proveniente de la calle primera Avenida en la colonia María Luisa, atraviesa el campo 2 de futbol y va y termina en el diamante de juego.

Por tal efecto, el parque que utiliza la Liga Municipal de softbol sabatino vespertino sufre verdaderos dolores de cabeza cada vez que llueve cerca de la jornada de fin de semana.

El destino no ha querido que hasta el momento se lleven a efecto los juegos de semifinales de la campaña "Óscar Montemayor Jasso".

Ya que por tercer semana consecutiva tal vez, estos choques previos a la gran final han tenido que reprogramarse.

Veremos hasta cuando el dios Tláloc se porta bien con los futbolistas y los softbolistas de la liga sabatina y los deja en paz y terminar o continuar con sus actividades rutinarias de cada fin de semana.



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales