El maravilloso mundo del softbol agregó una página más a la historia deportiva local el 28 de mayo del presente al enfrentarse dos colosos de la pelota blanda con titulo de por medio en el campo numero uno de la Unidad Deportiva ”Alfonso Martínez Domínguez”.

Los Cárdenas, antes El Dolar, con el espíritu de competencia que los caracteriza dejaron atrás el conformismo y armaron un trabuco para disputarle los honores al más pintado, logrando su objetivo arrebatándoles la corona a la poderosa escuadra de los Piratas.

El lema o grito empleado como expresión ritual en la sucesión de las monarquías especialmente la de Francia: El rey a muerto, viva el rey, cobró vida en la culminación del torneo municipal de softbol “Eusebio Enríquez Herrera” al dejar los filibusteros el trono en poder de Cárdenas Trucking en una serie a ganar dos de 3 partidos .

La primera de ellas decidida por quien le diera nombre y prestigio a Sabinas Hidalgo en el beisbol infantil en 1980, Rogelio Rolando Cárdenas Perales y la final por su hermano Ricardo, para orgullo de su padre Rogelio que les inculcó el amor al deporte junto a otro de sus vástagos que no canta tan mal las rancheras: Roberto.

Ambos con la genialidad del batazo de inalcanzables proporciones, el arte supremo en este deporte, el tablazo fulminante cargado de municiones con el sello definitivo en el box score, el jonrón que llega como cubeta de agua helada a quien lo recibe y la euforia del autor y compañeros, trasmitiéndolo además como mensajes telúricos que van serpenteando en el graderío con olas gigantescas de pasión.

Así es el softbol actualmente en esta población, porque la afición premia, reconoce con su aplauso el esfuerzo de los jugadores y por mas tiempo que pase no olvida sus trayectorias.

La enorme cantera de la Liga Pequeña de beisbol de Sabinas Hidalgo A.C. de los años dorados todavía rinde frutos, con esos pequeñines que en su tiempo se fajaron contra viento y marea en el panorama nacional y un poco mas allá de las fronteras.

Aquellos niños que dejaron grabadas indeleblemente leyendas, anécdotas y hazañas hoy con sus grandes jugadas de pizarrón rubricadas con la sincronía de una pieza de ballet junto a garbanzos de libra actuales, nos traslada a los orígenes, a los años de gloria que no desaparecen con el guión de la evocación.

En una contienda inolvidable por sus aciertos, errores, lances de fantasía batazos de poder, y la satisfacción de ver lanzar a César Adrián Leal García un jovencito de secundaria con talento desarrollado en primera instancia en la liga pequeña y la formación complementaria por su padre del mismo nombre, presente en la coronación de Cárdenas Trucking.

Ramón Ábrego Vázquez
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo N. L.



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales