Corrientes de fuertes vientos acompañados de aguanieve y hielo que hicieron por momentos en abortar la misión y el reto de escalar el Pico de Orizaba, el más alto de la república mexicana, esos no fueron impedimentos para doblar la inquebrantable fortaleza física y emocional de un valeroso grupo de montañistas regios y sabinenses que lograron cumbre en el pico ubicado a 5747 metros sobre el nivel del mar.

La hazaña deportiva debe quedar para la historia, iniciando la aventura el miércoles 17 de octubre cuando salieron de Monterrey a la ciudad de Puebla, a donde arribaron a las 11 AM del jueves 18.

Para las 2 de la tarde ya estaban en Ciudad Serdán en Puebla y ante el mal tiempo que era aguanieve, hielo y vientos, pasaron la noche en un hotel del lugar, almorzando al día siguiente donde compraron comida y aguas para luego empezar el traslado al campamento base estando ahí a las 2 PM del jueves y sentaron las tiendas de campaña, pero el mal tiempo volvió a hacer su aparición.

Ante esas adversidades, los montañistas se protegieron y cuidaron mucho que el  equipo no se mojara, para luego cenar a las 4:30 de la tarde, donde acordaron que a la 1 de la mañana del sábado,  empezarían el ataque hacia la cumbre, sin embargo eso no fue posible, debido a una fuerte nevada.

Se levantaron a las 4 AM, pero se acordaron que Leonel Garza Peña festejaba su cumpleaños por lo que se le cantaron las mañanitas y se dieron las felicitaciones hacia dicho personaje, lo que sirvió para unir más al grupo, que a la postre fue esto lo que les hizo conquistar la Cima.

A las 4:45 iniciaron el ascenso por la Cara Sur del Orizaba, lo cual les llevó 9 horas con 5 minutos, según el relato que nos hizo Manuel Villarreal, uno de los sabinenses que formaron parte de esta aventura extrema que llegó a feliz término.

A las 2 horas con 5 minutos ya estaban en la cumbre, siendo que pasaron momentos de angustia.

Luego de 7 horas de recorrido y cansancio evidente de algunos de los protagonistas de la historia, hubo que hacer una charla motivacional para unir esfuerzos y concretar ese proyecto que les llevó 12 semanas de entrenamiento.

Puesto que por la mente de algunos pasó la idea de desistir de su idea de subir a lo más alto, debido a que en todo el trayecto las condiciones no eran ni lo más mínimo favorables para lograr la meta.

Pero el pundonor y la unidad del grupo fueron las armas con que dominaron ese complicado lugar, de ahí que al llegar a la cumbre, de las que les mostramos las fotografías que nos trajeron, en el rostro de los aventureros salieron a flote las lágrimas de júbilo por esa hazaña deportiva que pocos han tenido la suerte de contar.

Los regios fueron encabezados por Leonel Garza Peña, pero el resto de estos valerosos expedicionistas son: Pablo Jaime García, Martha Medina, Luis Toussaint y Eduardo Treviño, logrando la proeza los sabinenses Ricardo Peña González y Juan Manuel Villarreal.

Hilario, de Puebla, fue el Guía de la aventura acompañado por Fernando y Pedro, este último abandonó el reto tras problemas físicos tras 5 horas de viaje.

Es notable como a pesar del malísimo tiempo que les hizo, los antes apuntados no bajaron la guardia y sacaron toda su fuerza anímica para cumplir su objetivo.

El Techo de México es un lugar espectacular para todos los que gustan de este fascinante deporte extremo que es el montañismo.

Sin embargo, en esta oportunidad las condiciones no eran favorables, pero desafiando las adversidades, los atletas consumados vieron cumplido su sueño acariciado en el presente año.

Escalar hasta la cumbre son tan solo palabras que les describimos fácil, pero el estar frente al Orizaba, es implacable la idea de pensar que en riesgo está la vida misma, pero a su vez nos demuestra que una buena preparación, hace cumplir hasta lo muchas veces imposible...



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales