Montañistas
Manuel Villarreal, Pablo Montemayor, Ricardo Peña y Carlos Garza.

Aunque batallaron por la superficie húmeda y resbaladiza por espacio de más de 5 horas de caminata, un grupo de montañistas sabinenses lograron domar la fiereza y el reto que representa escalar la Cabeza de León ubicada en el municipio de Bustamante.

Ese peligroso cerro fue una auténtica prueba de fuego para los aventureros que desafiaron ese lugar al cual dicho sea de paso le dieron una "Manita de Gato".

Pablo Montemayor, Carlos Garza, Ricardo Peña y Juan Manuel Villarreal cumplieron con lo previsto para el domingo 21 de enero, al iniciar el ascenso a las 7:15 de mañana. Pero al dar los primeros pasos y teniendo como guía a Ricardo Peña, los montañistas comenzaron la aventura a paso lento y a pesar de ello se presentaron varias caídas de algunos de ellos, sin mayores consecuencias.

No obstante, el escalar hasta la cumbre de ese por demás complicado lugar, les llevó 5 horas con 45 minutos a los 4 sabinenses. Antes de lograr la cumbre, quien también tomó la punta de contingente fue Pablo Montemayor, para estar en la parte más alta donde firmaron un libro de visitas, comieron para luego emprender la ruta del descenso.

Ante esas condiciones de la superficie rocosa, la que es altamente riesgosa en condiciones normales, mucho más con este tipo de clima, la bajada tuvo una duración de 4 horas aproximadamente. Pero de nueva cuenta se presentaron varias caídas sin nada que lamentar, pero el esfuerzo realizado tal vez hizo pensar a varios de ellos en ya no atreverse a desafiar la Cabeza de León. De la parte media hacia arriba, el paraje estaba libre de basura, pero de la mitad hacia abajo, algunas botellas de refresco de material plástico fueron recogidas por los excursionistas, ya que ese viaje era precisamente con tintes ecologistas.

Paisaje apreciado desde la cumbre
Paisaje apreciado desde la cumbre.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales