Ing. Francisco Sáenz SandovalA mediados de febrero del presente año apareció en la sección deportiva de los principales diarios nacionales, una escueta nota donde participaba la muerte de Mauro Ruiz, beisbolista que en la década de los sesenta jugó en la liga mexicana con los Tigres de México, Los Pericos del Puebla y otros. Era pitcher de relevo corto y se lamenta el autor de la nota que en esa época no había estadísticas de juegos salvados y termina el corto relato.

Sin mencionar el hecho que lo convierte en un jugador único en los anales del beisbol universal, un “rara avis” o un “mirlo blanco”.

Esta es la historia.

Sin duda que uno de los records más raros del mundo, pertenece a Mauro Ruiz, por circunstancias por demás extrañas: ¡Ruiz ganó y perdió en el mismo juego! Para Ripley. Nos atrevemos a decir que esto jamás ha sucedido en el beisbol mundial.

Quienes han seguido de cerca el beisbol de la liga mexicana deben conocerlo bien, a él le corresponde el record más raro del mundo y tenemos la seguridad de que van a pasar miles de juegos, cientos de temporadas y jamás se repetirá; ya que hubo muchas cosas que hicieron posible lo que enseguida relatamos:

En la temporada regular de la liga mexicana de 1963 se enfrentaban los Pericos del Puebla y los capitalinos Tigres de México.

Por los Tigres empezó lanzando Mauro Ruiz. Al estar jugándose la quinta entrada se registró un corto circuito en el estadio del Seguro Social, dejando en tinieblas el escenario, por lo que el juego quedó pendiente y se celebraría, en caso necesario, al final de la temporada. El desperfecto no pudo ser arreglado por los electricistas de los Tigres en el estadio.

Ambos equipos tenían que viajar y los umpires decretaron la suspensión del interesante encuentro.

Cuatro semanas después Mauro Ruiz fue cambiado, vendieron su contrato a los Pericos de Puebla… y al final de la temporada vino lo bueno.

Los dos equipos terminaron en el primer lugar del standing y estaban obligados a reanudar aquel encuentro tal como iba, con los Tigres ganando 3-2, pero el Puebla había dejado dos hombres en base.

Por los Tigres fue llamado a lanzar Nicolás García y por los Pericos Mauro Ruiz. El bateador en turno conecta línea de hit al prado izquierdo anotando las dos carreras que estaban en base, de tal manera que el Puebla le da la vuelta a la pizarra en forma sensacional, poniéndose arriba 4-3.

En ese momento Mauro Ruiz iba perdiendo al anotar los dos corredores de herencia, los que había dejado cuando pertenecía a los Tigres. El emotivo encuentro continuó y al final de la contienda los Pericos del Puebla se alzaron con la victoria con Mauro Ruiz en el montículo.

Al terminar el juego el anotador oficial reportó: pitcher ganador: Mauro Ruiz, pitcher derrotado: ¡Mauro Ruiz! Increíble pero cierto.

Usted estimado lector, póngase a considerar cuántos factores intervinieron en este juego para tal decisión y que resultara de todo esto uno de los records más raros del mundo del beisbol:

Primero: El apagón que obligó a la suspensión del juego.

Segundo: El cambio de Mauro Ruiz de Tigres a Puebla.

Tercero: El batazo para que anotaran los dos corredores que había de herencia.

Cuarto: Que los dos equipos terminaran empatados al final de la temporada.

Quinto: Que vuelva a lanzar Mauro Ruiz, ahora con el Puebla, ganando el juego.

La pregunta es: ¿Volverán a juntarse todos estos factores para la repetición de semejante hazaña? Lo dudamos.

Por esto y por mucho más el beisbol es el Rey de los Deportes.

(Basado en un artículo de la revista “Expresión Creativa”. Abril de 1996).
Centro Comercial “Parque Delta”
México D.F., Marzo de 2007


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales