Profr. Santos Noé Rodríguez GarzaCuando cursábamos el sexto año de primaria con el Profr. Miguel Guadiana Villarreal, llegó a clases un joven que venía de Tamaulipas, su familia volvía a radicar en Sabinas, era muy perspicaz, colector de lecturas y muy inteligente, por un tiempo no supe de él.

Nos volvimos a encontrar en las Juventudes Priistas y junto con Arturo Solís Montemayor recorrimos la comarca visitando los municipios del Sexto Distrito local impulsando las actividades deportivas y artísticas para que la muchachada encausara su vida por el camino del bien.

Se fue al extranjero hizo ahorros y volvió para inaugurar una Mueblería; como tenía la corresponsalía del periódico “El Porvenir” me tocó enviar fotografías que daban testimonio del gran evento.

Ruimos aprendices en la Logia “Obreros de la Luz No 32” y competimos en un Concurso de Oratoria que auspiciaba la Gran Logia del Estado de Nuevo León (Pablo se trajo el 3er lugar, yo el 2º) en las ceremonias cívicas y en los actos políticos de los cincuentas y sesentas del siglo anterior, estuvimos siempre presentes; me lo decía siempre que nos encontrábamos en algún lugar:.¡En Sabinas, nomás tú y yo, tenemos el mazo de oro, que nos dieron a las juventudes Revolucionarias y Rangelistas!

El deseo de ayudar a los necesitados lo llevó a formar la Colonia Pablo de los Santos, a construir un mercado donde las mercancías se vendían muy baratas, construyó una pista de baile para que el pueblo se divirtiera con poco dinero; se lanzó como candidato a la Alcaldía de Sabinas pero los poderosos no lo dejaron llegar; su bella esposa la Sra. Martha González tomó su lugar en la contienda y teniendo muchos seguidores en las urnas el voto se desvió; él no cedió en su empeño y siguió trabajando con mucho ahínco se fue a Coahuila y triunfó en los negocios y volvió para conquistar una curul y se convirtió en Diputado Local, escribió varios libros y encausó junto con su esposa a la familia por el camino del trabajo y el bien; su hija Martha ha seguido sus pasos y estoy seguro alcanzará la meta a la que su padre aspiró.

Al llegar al final del camino deja tras de sí, una vida de lucha social constante, una grave enfermedad lo detuvo en su inquieto caminar y soportando con estoicismo la enfermedad se va de nuestro lado; cumplió como un gran mexicano con sus obligaciones con la Patria y cumplió con la máxima de: tuvo hijos, plantó muchos árboles y escribió el más hermoso de los libros “Su vida sirviendo al pueblo” descanse en paz un Gran Líder y un fraternal amigo PABLO DE LOS SANTOS GARZA.

Profr. Santos Noé Rodríguez Garza
Cronista de la Ciudad
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales