La Iglesia de JesuCristo de los Santos de los Últimos Días, (Mormones), ha desarrollado una amplia labor en genealogía. Su trabajo está presente en los llamados Family Search. Una base de datos donde se pueden consultar relaciones familiares y genealógicas a través de la microfilmación de registros y el catálogo on-line de material microfilmado. También en las comunidades y templos llamados Estacas mantienen centros de Historia Familiar en donde se hallan las máquinas lectoras de microfilms, computadoras y otros elementos útiles a la investigación genealógica. También puedes encontrar información en el sitio "Biblioteca de Historia Familiar y centros de historia familiar". En la pestaña LIBRARY, encontrarás un link llamado Family History Library Centers. Ingresas allí y colocas el nombre del país y/o estado que te interesa y presionas en el botón SEARCH y aparecerá el listado de centros. También puedes hacerlo desde HOME, en el link Search Genealogy Records & Library, Explore the Family History Library Catalog.

Para los mormones todo tiene que ver con la familia. Family Search es una organización de historia familiar sin fines de lucro que se dedica a conectar a las familias a lo largo de las generaciones. Para ellos las familias brindan gozo y significado a la vida. Aprender sobre nuestros antepasados nos ayuda a entender mejor quiénes somos y a crear un lazo familiar que une el presente con el pasado y establece un puente hacia el futuro. A lo largo de 100 años se han dedicado a crear y vincular los mejores y más valiosos recursos de investigación con el objeto de ayudar a las personas a descubrir su identidad mediante la exploración de su origen.

También se pueden obtener datos familiares en censos, listas de vecinos, juicios de residencia y de limpieza de sangre. Para hacer un árbol genealógico es necesario tener una información sólida y amplia de familiares. Con ellos se puede presentar la filiación y sucesión masculina llamada Línea de Sangre o linaje o la filiación y sucesión femenina llamada “línea de ombligo”.

Para iniciar una investigación genealógica se debe recopilar la mayor cantidad de antecedentes a través de dos fuentes ya sea orales y documentales. Estos antecedentes deben comprender nombres de personas, lugares y fechas. Si se desconoce la fecha exacta, se puede utilizar una aproximación. Mediante entrevistas con nuestros padres, abuelos, bisabuelos y otros familiares con información y conocimiento de las personas que se quieren ubicar.

Las fuentes orales son aquellas con las cuales se obtienen verbalmente de otra persona, generalmente dentro del núcleo familiar integrado por padres, abuelos, tíos, primos, bisabuelos. Estas fuentes frecuentemente son inexactas en cuanto a fechas de nacimiento, bautizos, matrimonios y defunciones, profesiones y lugares de origen. Sin embargo ofrecen un acervo de información que no se encuentra documentada, además nos permite determinar el marco general familiar como punto de partida del trabajo posterior. Preferentemente se pueden consultar aquellos miembros de mayor edad dentro de la familia. Se puede obtener en fuentes orales cuando no exista suficiente documentación de un padre con un hijo natural no reconocido, o bien porque haya sido destruido el documento, durante catástrofes naturales, accidentes o guerras. Siempre es recomendable validar la información con personas y autores sin que ello implique despreciar la fuente primaria oral.

Es recomendable sistematizar la información obtenida, creando fichas personales para cada persona que se está investigando y definir la información de quien fue la persona que informó de dichos los datos. Estas fichas pueden tener un formato tanto utilizando sistemas para organizar los avances genealógicos. Otro sistema tiene fichas genealógicas numeradas en las que se indican con números, las fichas antecesoras y sucesoras. En cada ficha se indican los datos biográficos, antropométricos y biológicos o médicos del individuo.

En la red ya se pueden estructurar la información familiar en forma de árbol. Como su nombre lo indica, es adecuada para representar algunos tipos de árboles genealógicos. Una línea de sangre o una línea de ombligo representan la relación es hijo de. Los antepasados de una única persona representan la relación es progenitor de y pueden ser representados por un tipo más sencillo de árbol, llamado árbol binario. Sin embargo, un árbol genealógico completo, con la relación es cónyuge de no puede ser representado por un árbol.

También un árbol genealógico nos ayuda en el diagnóstico de enfermedades. En este caso consiste en la representación gráfica de la historia clínica familiar (pedigrí) la cual facilita la identificación de síndromes genéticos y el establecimiento de diagnósticos presintomáticos. Permite un mejor cálculo del riesgo y los patrones de herencia de una enfermedad, es decir, permite conocer la probabilidad de tener una enfermedad o de heredarla. La construcción de un árbol genealógico constituye el análisis genético más fácil y barato. Solamente con esta herramienta pueden desecharse algunas de las hipótesis posibles respecto a la enfermedad del paciente en estudio, evitando así un gasto considerable de dinero en la realización de pruebas diagnósticas.

Antonio Guerrero Aguilar
Cronista de Santa Catarina


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales