Profr. y Lic. Héctor Jaime Treviño VillarrealEl beisbol se jugó por vez primera en territorio mexicano en Estación San Juan, Cadereyta, N.L., asimismo el voleibol fue introducido por el Profr. Franklin Westrup, Oscar "el Chato "Castillón y el Profr. Rosendo Lazo, también por primera vez en Monterrey; otros deportes, como el basquetbol, tenis y golf, si bien se jugaron primero en la Cd. de México, pronto llegaron a Monterrey.

El nuevoleonés, hombre de trabajo, inmerso en el trajín diario, se da tiempo para recrearse, para romper la rutina cotidiana y al menos, desde que se inició la industrialización de Monterrey, opta por aprovechar su tiempo libre practicando algún deporte, haciendo ejercicio al aire libre o en gimnasios, o simplemente pasear por los alrededores en el Valle del Huajuco, Cañón de la Huasteca, la hermosa Cola de Caballo, las Grutas de García, la meseta de Chipinque y en otros parajes turísticos poco promocionados.

No falta quien trote por la calle o participe en carreras de media y larga distancia; tiempo hubo en que el beisbol fue el deporte organizado más popular en el solar regiomontano, ahora ha sido desplazado por el futbol, deporte acorde con los tiempos, donde el constante ir y venir tras un balón, es signo del ajetreo constante de la vida moderna.

Pero, ¿cuándo se jugó el primer juego de futbol americano en México? ¿En qué lugar se realizó este evento?, las respuestas son fáciles de adivinar, fue precisamente en Monterrey donde se jugó por vez primera el futbol americano.

Según se asienta en el álbum del 350o. Aniversario de la Fundación de la Ciudad de Monterrey, editado en 1946, el hecho fue consignado por el periódico semioficial llamado La Voz de Nuevo León, en su edición del 19 de marzo de 1895, pero hemos buscado en la hemeroteca de la Capilla Alfonsina y ese día no apareció dicho semanario, posiblemente la nota fue publicada en el diario El Espectador.

El anuncio causó gran expectación en la comunidad regiomontana, la gente asombrada se preguntaba en qué consistía dicho deporte, además venían jugadores de los Estados Unidos, precisamente los "Cuernos Largos" de la Universidad de Texas, enfrentándose a los "Tigres" de la Universidad de Missouri. El juego se efectuó en los terrenos del Hipódromo de Monterrey, ubicado en donde ahora está la Vidriera, por cierto, dicho hipódromo fue construido con toda la mano en un terreno de 503 metros de cada lado y contó con modernas y lujosas instalaciones como caballerizas, kiosco, restaurant y cantina.

El improvisado cronista que cubrió la nota deportiva escribió la siguiente reseña, seria y severa, de lo que observó en el desarrollo del juego: "Nosotros reconocemos que todos los deportes son excelentes vehículos de cultura y de conservación física, porque ayudan al desenvolvimiento del cuerpo y a la salud de los jóvenes, pero el foot ball, no es un deporte, es una brutalidad indecorosa que tiene como tema un enconado pleito a golpes entre varias personas por la posesión de una pelota, con el agravante de que los jugadores se presentan con una ropilla que deja en cueros y al aire libre sus piernas, sus brazos y parte del torso... ¿Quieren ustedes algo más deshonesto?", preguntaba molesto el autor de la crónica.

Describió en qué consistía el juego: "En cada extremo del campo se colocan unas columnas semejando una puerta; al abrirse el juego, los jugadores se ponen en el centro y los que van a empezar reúnen sus cabezas en estrecho hacinamiento y se cuchichean algunas cosas en secreto; después, uno de ellos sale corriendo con la pelota, pero los contrarios, que están alerta, se van encima del que lleva la bola; lo tumban, se apelotonan sobre su cuerpo y sólo se ve un conjunto horrible de piernas y brazos descarados abanicando al aire, para posesionarse de la pelota".

Continúa el reportero "Los compañeros del que hizo la primera jugada se sitúan por los flancos del grupo de jugadores que se están apabullando y de repente salta la bola fuera de aquella masa humana; la coge uno de los que están al acecho y entonces empieza una serie de carreras desenfrenadas, trompicones, zapatetas, codazos, rodillazos, empujones y trompadas, hasta que uno de los dos equipos, después de muchos sudores y porrazos, logra pasar la bola por entre las columnas del bando contrario, evadiendo la defensa que hace un jugador que se queda de portero y que recibe soberanos moquetes y no pocos arrastrones".

Luego anotó: "El juego tiene tiempo limitado y gana el equipo que más veces logró hacer pasar la bola por las columnas contrarias. Los jugadores salen del campo bien empolvados, sucios y jadeantes, presentando un aspecto verdaderamente indecoroso. Decididamente el foot ball no debe ser adoptado por nuestros jóvenes de la élite, ni de ninguna clase social, porque en él no hay elegancia, ni cultura, ni moral... sencillamente no es deporte".

Asistió el Gobernador del Estado, el Gral. Bernardo Reyes, lo más "granado de la sociedad regiomontana" y el pueblo-pueblo, que se divirtió de lo lindo animando a los jugadores a darse con todo.

Dicho juego fue el primero de futbol americano en jugarse fuera de los Estados Unidos, tocándole a Monterrey el honor de haber sido el escenario donde se desarrolló. Los "Tigres" de la Universidad de Missouri derrotaron a los "Cuernos Largos" de la Universidad de Texas por un marcador de 12 a 0. Los jugadores de ambos equipos se dirigieron a la capital de la República, donde efectuaron otro partido que fue presenciado por el Presidente de México, el Gral. Porfirio Díaz, y su esposa, Carmelita Romero Rubio; a su regreso jugaron en Laredo, Texas; ambos encuentros los ganaron también los "Tigres" 12-6 y 18-6.

Hoy, la modalidad y las reglas del futbol americano han cambiado, pero este deporte tiene en Nuevo León miles de seguidores.

Héctor Jaime Treviño Villarreal



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales