Profr. Santos Noé Rodríguez GarzaToda una vida dedicada al trabajo, le dieron la fortaleza para terminar sus últimos momentos con dignidad y congruencia; sabía cumplir su palabra, si la comprometía en un trato y en él salía perdiendo, la cumplía; su valía de hombre de bien estaba fincada en la forma como respondía a sus compromisos; los que lo conocían y trataban, entendían que no era un hombre de dobleces; como todo comerciante tenía que pesar los pros y contras que un negocio podía tener y después de calibrar las posibilidades, tomaba una decisión y con ella llegaba hasta el final.

Era congruente con su forma de actuar: ya que procedía siguiendo las reglas que él mismo se había impuesto, las respetaba y las hacia respetar; la lucha por la sobrevivencia le enseñaron que la fortaleza la tenía aquel que cumplía cabalmente sus compromisos.

Ojalá y todos pudiéramos ser dignos haciéndole frente a la maldad y al vicio, siguiendo el ejemplo de un hombre bueno Don Alejo Garza Tamez, que hasta el último momento de su vida se portó con honorabilidad defendiendo lo suyo hasta perder la vida.

¿Para que quería una vida manchada por el temor y la desvergüenza? Si se dejaba arrebatar lo que tanto trabajo le había costado; prefirió morir siendo congruente con los principios con los que había vivido.

Descanse en Paz, un gran hombre.

Santos Noé
Cronista de la ciudad
Miembro activo de la AESH



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales