Si nos preguntan cuál es la medida de la circunferencia de la Tierra, seguramente muy pocos podrían contestar acertadamente a la pregunta. Y si nos interrogan sobre la forma de medirla, probablemente que muchos pensarán hacerlo con una gran cinta. También es probable que a muy pocas personas les interese conocer la medida de la Tierra, porque no utilizan en su diario quehacer algo referente a eso. Sin embargo, existen profesiones que sí requieren del conocimiento de las latitudes y longitudes, como son los marinos. Todo esto viene a cuento porque hace aproximadamente 2,250 años existió un hombre que se llamó Eratóstenes que calculó, sin salir de Egipto, la circunferencia de la Tierra. El hecho es muy trascendente, porque ustedes sabrán que en ese tiempo y más de mil años después se sostenía que la Tierra era plana.

Eratóstenes nació en Cirene, capital de Cirenaica, región situada en el norte de África en lo que actualmente conocemos como Libia. La colonización griega del territorio se inició aproximadamente en el año 630 a.C. hasta convertirla en una población con cien mil habitantes. En el año 33l a.C. fue conquistada por Alejandro Magno, y a su muerte, gobernó a Egipto el general griego Ptolomeo que inició la dinastía de los Ptolomeos. El rey Ptolomeo I Soter, (que luego se hizo nombrar faraón) anexó la Cirenaica a Egipto. Los padres de Eratóstenes lo enviaron a estudiar a Grecia, donde fue alumno de varios prominentes maestros, entre otros del poeta Calímaco de Cirene. Después de varios años de permanecer en Grecia recibiendo preparación académica, Eratóstenes fue llamado por el faraón Ptolomeo III, en el año 245 a.C., para que ejerciera las funciones de preceptor (maestro) de uno de sus hijos. Cinco años después, el faraón lo nombró director de la Biblioteca de Alejandría, ciudad fundada por Alejandro Magno y cuya biblioteca se reconoce como una de las maravillas del mundo que se sabe llegó a tener 500,000 volúmenes.

Fue allí, en la Biblioteca donde Eratóstenes amplió sus conocimientos. Enfrascado en sus estudios, ideó entre otras cosas, una regla de selección de números primos y un aparato llamado mesolabio instrumento que servía para resolver el problema de Delos, nombre que tomó en la geometría griega el problema de la duplicación del cubo. Desarrolló trabajos muy importantes, increíbles para su época. Determinó con mucha exactitud la circunferencia de la Tierra. Teniendo en mente la comprobación de su teoría, realizó un viaje al sur de Alejandría, a la ciudad de Siena, actual Asuán, que está relativamente cerca del Trópico de Cáncer. En el mediodía del 21 de Junio que es el solsticio de verano, cuando el sol cae perpendicularmente sobre la Tierra, no observó ninguna sombra sobre el gnomon, que es un plato circular que tiene insertada en el centro a una varilla. Un año después, en la misma hora y fecha, pero en Alejandría, realizó la misma operación encontrando que la varilla producía sobre la superficie del plato, una sombra, que generaba un ángulo de aproximadamente 7.2º con respecto a la vertical.

¿Por qué en el mismo día y a la misma hora (mediodía), en Siena (actual Asuán) no se producía ninguna sombra y en Alejandría sí? De ahí dedujo que por la curvatura de la Tierra. Luego dividió los 360º que tiene una circunferencia entre los 7.2º que le produjo la sombra en Alejandría y le resultaron 50 de cociente (divida usted 360 entre 7.2); un cincuentavo de circunferencia, por lo que concluyó que los 800 kilómetros (Eratóstenes usó la medida griega llamada “estadio”) se separaban las dos ciudades equivalían a ese cincuentavo.

Multiplicó 50 x 800 y halló con mucha precisión la medida de la circunferencia de la Tierra, 40,000 kilómetros. Los cálculos científicos de la actualidad han establecido que la línea que circunda la Tierra pasando por los polos es de 40,007 kilómetros. Eratóstenes fue una mente privilegiada a quien la Historia no le ha dado el lugar que le corresponde. Fue matemático, astrónomo, geógrafo, filósofo y poeta. Escribió un catálogo de 675 estrellas, un tratado de geografía general, otro de doce libros sobre la Comedia antigua, algunos ensayos filosóficos y poemas épico-mitológicos. Murió en Alejandría a los 82 años de edad después de quedar ciego.

Arnoldo Gárate Chapa
Sociedad de Historia de Reynosa



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales