En la temática que manejamos en nuestros comentarios escritos, hay ocasiones que tocamos temas, que tal parece que lo hacemos con la intención de lastimar la vida pueblerina que llevamos en nuestro querido Sabinas; eso no es, ni ha sido nunca, nuestro propósito, comentar la realidad a que a diario nos enfrentamos no es faltarle al respeto a la ciudad, Sabinas no es el único pueblo de México que está sufriendo los embates de la maldad; según la proporción del problema es la difusión que alcanzan los acontecimientos, en la actualidad ha estado a nivel nacional el nombre de nuestro pueblo y no ha sido por el trabajo de sus gentes o la actuación distinguida de un personaje, ha sido por la intervención inhumana de individuos que estamos seguros no son hijos de Sabinas y que se solazan cometiendo actos ilícitos.

Como participantes de los actos cívicos que se organizan para recordar algún acontecimiento histórico, hemos sido testigos de cómo los alumnos, maestros y padres de familia, se afanan para que la actuación de los niños en los programas que se organizan sea elegante y lucidora; hemos escuchado pequeñines de cuatro, cinco y seis años de edad, alumnos de un Jardín de Niños, recitar con toda elocuencia una composición literaria; hemos visto bailar a niñas de quinto y sexto años música mexicana, vestidas con propiedad según la región de México de donde proviene el baile; se echa de ver el empeño de las mamás: pues las niñas portan en su vestuario un delantal con hermosas y coloridas flores que le dan una distinción especial; hemos visto a los alumnos de una escuela secundaria metidos de lleno en el aseo de su plantel; hemos visto una gran concurrencia en una iglesia, de gente que acompaña algún familiar que va a dar el último adiós a un ser querido; hemos concurrido a un panteón a dar el último adiós a una compañera muy apreciada por familiares y amigos; hemos estado presentes en una ceremonia protocolaria donde una Institución de prestigio, hace cambio de Directiva según lo mandan sus estatutos; hemos visto como se reúnen mamás y niños en una fiesta infantil de aniversario, donde los pequeñines dan rienda suelta a sus alegrías y conviven y comparte con toda tranquilidad; hemos estado en varios centros de trabajo donde los humanos se esfuerzan grandemente por ganarse el pan de cada día; hemos escuchado a empresarios que elaboran planes para fincar un futuro promisorio para nuestra querida Ciudad; hemos visto como grupos de señoras se reúnen para compartir el pan y la sal de la sana convivencia; hemos estado cerca de elementos de Seguridad Pública que tranquilamente toman sus alimentos en un estanquillo frente a la plaza principal; hemos contemplado a la cantidad de personas que concurren a recibir mensualmente la ayuda económica que el Gobierno les proporciona; hemos visto entrar y salir mucha gente de los Bancos; hemos visto como las acciones comerciales han disminuido pero no se detienen; todo ello dentro de un marco de inquietud que no podemos soslayar.

Por lo tanto Mi Querido Sabinas, admiramos tu tesón y tus ganas de superarte y sólo deseamos que esa niebla oscura que ahora invade tus costumbres y tu vida, termine por fin, para seguir progresando en paz.

Prof. Santos Noé Rodríguez Garza
Cronista de la Ciudad
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales