El general Ygnacio Zaragoza estuvo casado con Rafaela Padilla de la Garza, la cual tuvo tres niños: el primero llamado Ygnacio, el segundo Ygnacio Estanislao y una mujer de nombre Rafaela. Los niños fallecieron en edad pueril y solo sobrevivió Rafaela. Los tres fueron bautizados en la iglesia catedral de Monterrey; el primogénito fue llevado el 17 de octubre de 1857 a los once días de nacido para recibir las aguas bautismales de parte del padre Francisco Garza. Fueron sus padrinos José María de Luna y María de Jesús Seguín. El niño murió al poco tiempo.

Al año siguiente nació otro varón que recibió el mismo nombre del padre: Ygnacio Estanislao. Llevado al sagrario de la catedral el 22 de noviembre de 1858 para que el padre Francisco Garza lo bautizara solemnemente y le puso los santos óleos a un párvulo de nueve días de nacido. Esta ocasión, fueron sus padrinos ni más ni menos que el prócer Juan Nepomuceno Seguin y Gertrudis Flores de Seguín.

La tercera hija de Ygnacio y Rafaela, fue precisamente una niña de nombre Rafaela, la cual fue llevada a la catedral el 1 de julio de 1860 de diez días de nacida. Ahí el padre el Mariano González Doria, quien ostentaba el cargo de sacristán mayor del sagrario bautizó solemnemente y puso los santos óleos y el sagrado crisma a la niña. Fueron sus padrinos Pablo Padilla y Justa Garza, a quienes se les advirtió su obligación y parentesco espiritual para ver por la educación cristiana de la bebita. Rafaela fue con su madre y abuela a la ciudad de México y falleció en edad adulta. De los hijos del matrimonio Zaragoza Padilla fue la única que sobrevivió y de la cual aparentemente hubo descendencia.

En Monterrey se quedó otra rama de la familia Zaragoza, cuya matriarca es Genoveva, una hermana de Ygnacio. Genoveva se casó con José María Morelos Tijerina, quien era originario de Monterrey, hijo de Ygnacio Morelos y de Josefa Tijerina. Ambos se casaron el 5 de febrero de 1853 en la catedral de Monterrey. Genoveva Zaragoza había nacido en Nacogdoches, Texas, hija de Miguel Zaragoza y María de Jesús Seguín. La familia Morelos Zaragoza tuvo por hijos a Ignacio, Francisco Rodolfo, Francisco Aurelio, María Genoveva, Francisco Narciso, Miguel Francisco y María Francisca Genoveva. Naturalmente se advierte la devoción franciscana en la familia, pues casi todos llevan el nombre del Santo de Asís.

Ignacio, nació en 1854 y falleció en 1927, estuvo casado con Refugio Morales Gómez. Francisco Rodolfo del cual trataré aparte. Francisco Aurelio nacido en 1860 y fue casado con Matilde Arellano Flores. Una mujer de nombre María Genoveva nacida en 1862. Francisco Narciso de 1863, Miguel Francisco de 1867 casado con Concepción Roel Moncayo y María Francisca Genoveva nacida en 1870.

Francisco Rodolfo Morelos nació en Monterrey el 31 de julio de 1858. Fue residente en la antigua congregación de la Fama en Santa Catarina, en donde se casó con Sara Steel, hija de Ezequiel B. Steel y Carlota Fuentes. Aparentemente tuvieron cinco hijos: Rogelio, Rebeca, Roberto, Genoveva y Carlota. Mantenía una hacienda de fundición llamada Bocanegra además de un comercio en la Fama. También fue miembro de la Comunidad de Accionistas de Santa Catarina. Fue alcalde de Santa Catarina en 1885. La familia se trasladó a Matehuala, San Luis Potosí.

Solo se quedaron en el panteón San Juan de Santa Catarina: Roberto Morelos Steel falleció a los seis meses de nacido el 21 de junio de 1894. Genoveva de tres años, falleció el 30 de agosto de 1896 y Carlota el 7 de febrero de 1898 a los tres meses de nacida.

Antonio Guerrero Aguilar
Cronista de la Ciudad de Santa Catarina


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales