Dr. Antonio Guerrero Aguilar
Aunque el crecimiento y el desarrollo eran notables a principios del siglo XX, había una fuerte oposición de parte de algunos sectores locales en contra del régimen de Porfirio Díaz. Por ejemplo, el 3 de abril de 1903 se dispersó en forma violenta a un grupo que se manifestaba en favor de un cambio de gobierno.

Dr. Antonio Guerrero Aguilar

Aunque el crecimiento y el desarrollo eran notables a principios del siglo XX, había una fuerte oposición de parte de algunos sectores locales en contra del régimen de Porfirio Díaz. Por ejemplo, el 3 de abril de 1903 se dispersó en forma violenta a un grupo que se manifestaba en favor de un cambio de gobierno.

En el ámbito cultural sobresale la obra escultórica del italiano Miguel Giacomino (1862-1938). Perduran trabajos suyos en algunos altares de templos y mausoleos en panteones . Había algunos teatros en Monterrey considerados a la altura de los mejores del país como el Independencia, El Progreso y el Variedades.

En 1900 con la intención de estudiar y preservar la herencia y el patrimonio cultural de Nuevo León, se creó la Junta Arqueófila, integrada por profesionistas, empresarios y funcionarios públicos. En 1901 surge Círculo Mercantil y en 1904 llegaron los hermanos Rodríguez procedentes de Progreso, Coahuila, para establecer salas de cine y teatros en la localidad.

En 1908 los hermanos maristas establecieron el Instituto Científico de la Sagrada Familia y con un legado testamentario de don Melitón Villarreal se fundó un orfanatorio con el mismo nombre. Un año después Ricardo Arenales promueve la literatura al fundar la Revista Contemporánea.

Los compulsivos años correspondientes a la década de 1910, están marcados por la Revolución Mexicana. Con la promulgación del Plan de San Luis el 20 de noviembre de 1910 inició la llamada etapa maderista que comprende los años de 1910 a 1913. Existía simpatía popular por el movimiento de Madero, pues su familia materna era de Monterrey, además de que una bisabuela paterna había nacido en Villa de García.

Para 1910 el teatro Variedades proyectaba películas y en 1912 se formaron la Sociedad Astronómica de Monterrey y el Ateneo de Monterrey. Lamentablemente un incendio destruyó en su totalidad el teatro Progreso. Para promover la educación de la mujer, un grupo de religiosas establecen el Colegio del Sagrado Corazón al pie del cerro del Obispado, en un edificio que diseñó el arquitecto Pedro Gorozpe.

Entre 1913 y 1914 se vivió la etapa constitucionalista. A ésta también se sumaron diversos sectores de Monterrey con la familiaridad que tenían con don Venustiano Carranza, cuya madre también tenía sus raíces en Villa de García. Muchos militares procedentes del norte del estado participaron activamente en el movimiento armado, entre los que destacan los lampacenses Antonio I. Villarreal y Pablo A. de la Garza.

A la muerte de Madero, le sucede en el gobierno Victoriano Huerta. Para desconocerlo, se proclama el Plan de Guadalupe en Ramos Arizpe, Coahuila. Es cuando los grupos carrancistas tomaron el control militar del noreste mexicano. Lamentablemente en 1914 decidieron la destrucción del monumento colonial más importante de Monterrey: el Convento de San Andrés. Dicen que antes de tumbarlo, sacaron las bancas y los confesionarios a los que incendiaron. A las imágenes religiosas las fusilaron y el archivo parroquial fue tirado al río Santa Catarina.

La tercera etapa de la revolución que abarca de 1914 a 1915 está enmarcada por la rivalidad entre los villistas y carrancistas. Francisco Villa llegó con la División del Norte a Monterrey en 1915. Se dan gobiernos alternados entre villistas y carrancistas. Existe la posibilidad de que los villistas componen la canción de la Cucaracha en una cantina, cuando hicieron huir a los carrancistas, quienes después recuperaron el control militar y político del país al derrotar al grupo militar de Villa en las batallas de Celaya.

Entre 1915 y 1920 los problemas imperantes frenaron al crecimiento económico e industrial de la entidad. No obstante en 1916, Daniel Zambrano y el padre Francisco Estrada fundaron la Academia Musical Beethoven y doña Sofía Villarreal de Zambrano el Centro Artístico, que aglutinaba a un “grupo de amantes de la música” (sic). Y en Montemorelos, Belisario de Jesús García empieza su prolífica carrera de músico y compositor.

A nivel federal se proclama la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y a nivel local la Constitución en 1917. Surgen las Juntas de Beneficencia de Pública y Privada de Nuevo León. Una epidemia trajo una crisis de salud pública debido a la Influenza Española en 1918. Y al año siguiente, comienza a circular el diario El Porvenir, llamado tiempo después “el Periódico de la Frontera”.

La década que comprende los años de 1920 a 1930 fue muy positiva en cuanto a la prosperidad económica. Se realizaron muchas obras de infraestructura y de comunicación a lo largo y ancho del estado. Al norte de Lampazos, en los límites entre Nuevo León y Coahuila se construyó la presa don Martín y la industria regiomontana tiende a diversificar su producción.

En 1921 se fundó la Secretaría de Educación Pública, cuyo titular José Vasconcelos promueve la cultura y las artes mexicanas y universales. En ese periodo inicia el muralismo mexicano. Comienzan las primeras transmisiones de radio en Monterrey para México y América Latina, a cargo del ingeniero Constantino de Tárnava, abren la escuela técnica Pablo Livas y Armando Villarreal de Sabinas Hidalgo compone la bellísima canción Morenita Mía.

A su vez, un grupo de músicos de la localidad organizaron la Orquesta Sinfónica Beethoven. Mientras que el entonces senador por Nuevo León, el profesor Jonás García instituye el día del Maestro a nivel nacional. Muchos edificios y avenidas de Monterrey se ajustan al Art Decó, mismo que aun vemos en las llamadas escuelas monumentales, en la ampliación de Venustiano Carranza y en los hospitales Muguerza, de Zona y el Civil. Los hermanos maristas abrieron el Colegio Franco Mexicano y el Espinazo, población de Mina, se convierte en el centro de culto conocido como “Fidencismo” entre 1928 y 1930. Toda la década se va a caracterizar por un auge artístico y literario.

Entre el maximato y el cardenismo, que comprende los años que van de 1930 a 1940, nuestro estado recibió apoyo presupuestal para actividades sociales y culturales. En 1930 abrieron la escuela Alvaro Obregón, el Centro Artístico de Monterrey y la Normal Rural de Galeana. En 1931, la señorita Genoveva Franco Badillo estableció su escuela de piano en la cual puso un sistema didáctico para el aprendizaje de ese instrumento. El santacatarinense Fidel Ayala formó su orquesta Modelo siendo el pionero en la llamada música de salón.

En el año de 1933, las escuelas que formaban el Colegio Civil, Medicina, Derecho y de Ingeniería fueron la base para la creación de la Universidad de Nuevo León. Se da la apertura de la primera secundaria en Monterrey que recibió el nombre de Moisés Sáenz. En 1937 establecen la Escuela Nocturna de Bachilleres, la sección local del Ateneo de Ciencias y Artes y la corresponsalía de la Academia Nacional de Historia y Geografía. En 1938 la señora Rosario Garza Sada de Zambrano funda la Maternidad Conchita.

En la siguiente década se da otro arranque industrial en Monterrey y en algunos municipios aledaños. Llega a la mitra episcopal el arzobispo Guillermo Tritschler y Córdoba en 1941, conocido por ser promotor de la cultura y de las artes. En 1945 Monterrey fue la primera y la única ciudad en el país que contaba con servicio de gas natural. En 1946 las autoridades del estado como las de la capital dispusieron los preparativos para los festejos del 350 aniversario de la fundación de Monterrey y el entonces gobernador Ignacio Morones Prieto decide la canalización del río Santa Catarina.

En 1942, un grupo de profesionistas y de interesados de la historia, promueven la fundación de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, mientras que el Consulado de los Estados Unidos dispone la apertura de la biblioteca Benjamín Franklin y los hermanos de las Escuelas Cristiana establecen el Instituto Regiomontano en la colonia Chepe Vera.

Un grupo de empresarios encabezados por don Eugenio Garza Sada fundaron el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey en 1943. Desde tiempo atrás el escudo que nos representaba era el de la ciudad de Monterrey, por eso el gobierno promovió la creación del escudo de Nuevo León. En 1944 se promueve la Ley en Defensa del Idioma y de los Símbolos Patrios. En 1946 el templo de la Purísima revoluciona el arte sacro a nivel mundial y en 1947 los empresarios apoyan el Instituto de Estudios Sociales con Antonio L. Rodríguez.

En 1948 surge la normal de educadoras Laura Arce y en Sabinas Hidalgo se funda la normal Pablo Livas. Con la llegada del músico Paulino Paredes comienza el auge por los estudios musicales. El año de 1949 es muy importante en materia cultural, pues surge la escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Nuevo León, la escuela de arte y diseño, además de centro cultural y promoción de las artes, Arte, A.C., la escuela diocesana de Música y la Sociedad Artística Tecnológico inicia sus temporadas artísticas y el Colegio Labastida.

Antonio Guerrero Aguilar
Cronista de la Ciudad de Santa Catarina


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales