Profr. y Lic. Héctor Jaime Treviño VillarrealLejos han quedado aquellos tiempos en que el hombre era dominado por la naturaleza, en la actualidad el dominio tecnológico y científico ha logrado que el ser humano domeñe al medio geográfico, lo transforme, lo utilice para edificar sus viviendas, construir presas, carreteras, puentes y muchas otras cosas.

Pero este avance en todos los campos también ha traído aparejado el deterioro del ambiente: Basura, aire contaminado, hacinamientos, desechos líquidos y sólidos, en fin, poco a poco, hemos ido destruyendo nuestro entorno geográfico.

Profr. y Lic. Héctor Jaime Treviño VillarrealEl beisbol se jugó por vez primera en territorio mexicano en Estación San Juan, Cadereyta, N.L., asimismo el voleibol fue introducido por el Profr. Franklin Westrup, Oscar "el Chato "Castillón y el Profr. Rosendo Lazo, también por primera vez en Monterrey; otros deportes, como el basquetbol, tenis y golf, si bien se jugaron primero en la Cd. de México, pronto llegaron a Monterrey.

Profr. y Lic. Héctor Jaime Treviño Villarreal Después de más de cinco décadas en el poder los hermanos Fidel y Raúl Castro han realizados cambios graduales en el escenario económico, político y social de la República de Cuba.

Sucesos de gran magnitud como la desaparición de la comunidad socialista europea, el desmembramiento de la Unión Soviética y el recrudecimiento del bloqueo estadounidense, condujeron a Cuba al peor momento en su trayecto socialista; atado su comercio exterior en un 85% al bloque constituido por los antiguos países socialistas, sufrió serio quebranto al producirse la debacle de la Europa del Este cuya consecuencia fue el impacto negativo en la economía cubana manifestándose en la falta de acceso a recursos fundamentales, fuentes de financiamiento y crédito, disminución de la capacidad importadora y de la circulación mercantil, en fin, se terminó el intercambio ventajoso y se esfumó la integración económica con dichos países.

Esas montañas enormes, serenas, inconmovibles que nos recuerdan recuerdan con frecuencia lo efímero de nuestra estancia aquí

Rosaura Barahona

Profr. y Lic. Héctor Jaime Treviño VillarrealMontañas como las de Monterrey son un gozo y placer para quien las observa, algunos critican a nuestra ciudad como fea, sucia y chaparra, pero las montañas que encierran al Valle de Extremadura no las tiene cualquier lugar del mundo.

En ese concierto orográfico nuevoleonés, el Cerro de la Silla dirige la sinfonía de formas y plegamientos que en el lejano tiempo geológico estuvieron en el lecho marino.

Profr. y Lic. Héctor Jaime Treviño Villarreal

Allá en nuestra recordada infancia cuando asistíamos a la escuela primaria, sobre todo a partir del cuarto grado, los maestros, al pasar lista de asistencia y mencionar el número 41, provocaba entre la chiquillería más precoz, leves sonrisillas, avaladas por una mueca del profesor.

Pronto supimos la causa: a dicho número se le relacionaba con una persona homosexual, mujeringo, le decíamos en Sabinas Hidalgo; tal situación se repitió en la escuela secundaria y en la Normal, un maestro, para quebrar la rutina decía cuando pasaba lista: 39, 40, su servidor, 42... provocando la hilaridad de los futuros mentores, hecho que aun se recuerda en las reuniones de la generación.

Profr. y Lic. Héctor Jaime Treviño Villarreal

Fue durante el papado de Inocencio VIII cuando se puso en boga la palabra nepotismo, voz derivada de nepot cuyo significado es sobrino; su connotación fue la de favorecer a un familiar valiéndose del poder político, económico o militar y según el diccionario, es la desmedida preferencia que algunos dan a sus parientes para las gracias o empleos públicos.

Desde sus orígenes, la palabra se empleó despectivamente para señalar al funcionario público o dignatario eclesiástico proclive a conocer a hijos, esposa, yernos, suegros, hermanos, sobrinos, tíos y hasta ocupantes de “segundos, terceros o más frentes”, favores en los nombramientos para su cargo público, puesto o algún otro empleo.

Profr. y Lic. Héctor Jaime Treviño Villarreal Llevar los destinos de nuestra querida Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, A. C. no es una tarea fácil, quienes han llevado su dirección durante los 71 años de productiva vida de nuestra organización lo saben, se requiere invertirle tiempo, dinero, esfuerzo y creatividad.

A los siempre exiguos recursos económicos, ahora hay que agregarle una multitud de eventos donde se requiere la presencia de su presidente, de los miembros de la mesa directiva y de los socios en general.

Profr. y Lic. Héctor Jaime Treviño VillarrealLa Operadora de Servicios Turísticos (OSETUR) a través de su titular el Lic. Francisco Salazar Guadiana, hizo saber a través de los medios de comunicación que se estaba instalando un carrusel de caballitos en el área del Asta Bandera Monumental en el histórico Cerro del Obispado.

A todas luces es una falta de respeto al emblemático sitio donde ondea nuestra insignia patria y le resta dignidad al Cerro del Obispado, lugar lleno de historia donde tuvieron lugar hechos heroicos, pues la antigua construcción del Palacio de Nuestra Señora de Guadalupe sirvió de cuartel en la Guerra de Independencia; allí donde hoy están el Mirador y en el mismo inmueble histórico que alberga el Museo, se efectuó uno de los combates más reñidos entre las fuerzas mexicanas contra los invasores norteamericanos en 1846.

Profr. y Lic. Héctor Jaime Treviño VillarrealMucho se ha escrito y hablado sobre los últimos momentos de don Miguel Hidalgo y Costilla, cuando esperaba se cumpliera la sentencia de muerte que pendía sobre él y sobre todo, el acto final en que acabó su vida; se han hecho diversas interpretaciones, se han creado mitos, pero que mejor tener a la mano el escrito realizado por su ejecutor de nombre Pedro Armendáriz, quien cinco meses después de consumada la gesta libertaria, envió la siguiente misiva al periódico “La Abeja Poblana”.

Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales