José Castellanos Maldonado

Conforme al calendario electoral, los partidos políticos ya acordaron el método que utilizarán para designar a su respectivo candidato presidencial.

En lo que respecta al PAN, su candidato a suceder a Felipe Calderón saldrá de una elección cerrada a militantes y adherentes, mientras que el Comité Ejecutivo Nacional albiazul tendrá en sus manos, o, más exactamente en su dedo, la selección de sus candidatos a diputados y senadores.

Así, mediante el clásico dedazo, que los panistas tanto han criticado, sobre todo cuando lo realizan otros partidos, el CEN busca retomar el control en la designación de candidatos, "castigando" a quienes han osado o tratado de anular dicho poder.

Este hecho lo justifican por las diversas anomalías detectadas y denunciadas en varias entidades donde ciertos grupos han tomado el control, tal y como ocurre en Nuevo León.

Como era de esperarse, dicho método ha sido recibido con beneplácito por unos y con desagrado por otros, hablándose incluso de que se interpondrán demandas ante el Trife, lo que le acarrearía algunos problemas y dolores de cabeza a los directivos panistas.

Pese a los inconvenientes, se dice que con este sistema de selección la dirigencia panista podría condicionar las candidaturas a cambio de apoyo para el favorito en la contienda presidencial, al cual también se favorecería con el método de selección mencionado al principio, aunque con todo y eso, al final podría quedarse chiflando en la loma.

Total, cada quien le hace la lucha a su manera y conveniencia, pero, después de ésto, los panistas ya no tendrán cara para criticar el dedazo en otros partidos, aunque ya sabemos y hemos visto como en ellos todo se justifica.

Castellanos
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales