José Castellanos MaldonadoLa medición oficial más reciente en la materia, realizada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), confirmó un incremento en la pobreza en nuestro país, remarcando que “el factor más importante para encontrarse en esa situación es el ingreso insuficiente y la falta de acceso a una alimentación adecuada”.

De acuerdo a dicho estudio, entre 2008 y 2010 la población en pobreza se incrementó de 48.8 a 52 millones de personas, cifra que representa el 57.7 por ciento de la población total de México.

En el mismo periodo, el ingreso real de los hogares se redujo, especialmente en las áreas urbanas, señalándose que el 24.9 por ciento no puede comprar una canasta básica, que reporta un incremento superior al 22 por ciento en los últimos tres años.

Estas cifras ponen en entredicho las declaraciones del Secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, quien se aventó las puntadas de decir que México dejó de ser un país pobre y que un sueldo de 6 mil pesos mensuales alcanza para todo, demostrando con ambas declaraciones que vive fuera de la realidad, aunque tales declaraciones se entiendan en el marco de su calidad de aspirante a la silla grande.

Respecto a las cifras dadas a conocer por el Coneval, funcionarios del Gobierno Federal, y el propio Presidente, endosan el problema a situaciones externas y a los gobiernos anteriores, eludiendo su responsabilidad, pasando por alto que ya son once años con las riendas del país en sus manos.

Y si a todo lo anterior le agregamos el aumento en los niveles de inseguridad y que el incremento de precios (gas, luz, gasolina, etc.) ha sido la constante en las administraciones panistas, puede decirse que, entre otras cosas, la capacidad y la sensibilidad han brillado por su ausencia, y pone a los electores a pensar muy seriamente en un cambio, no sólo de jinete, sino también de caballo.

Castellanos
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales