José Castellanos MaldonadoFalta alrededor de una semana para arrancar la última hoja del calendario, lo que indica que el año 2010 estará llegando a su fin.

Sin discusión, este año resultó particularmente difícil, tanto por la inseguridad imperante, como por los lamentables hechos derivados del embate del huracán “Alex·”, cuyos daños aún son visibles y cuyas consecuencias todavía sufren cientos de personas en diversos municipios de la entidad.

Y que decir de la situación económica, que en la realidad es muy distinta a lo que las autoridades nos quieren hacer creer a través de anuncios en los diferentes medios de comunicación.

Los índices de desempleo todavía siguen altos y las alzas de precios y tarifas están a la orden del día, destacando, entre otros, los aumentos a la gasolina, la luz, el diesel y el gas, y en contrapartida, anuncian un micro incremento al salario, realmente ridículo.

Para concluir, me permito compartir con los amables y aguantadores lectores unas reflexiones de autor anónimo:

“Al final del año, medite sobre esta oración:
¿Has hecho feliz o triste a alguien?
¿Qué has hecho a lo largo del año?
Dios te lo dio para que lo utilizaras a tu gusto.
¿Hiciste iniquidades o hiciste cosas buenas?
¿Ofreciste sonrisas o sólo ceños fruncidos?
¿Alentaste a alguien o desanimaste a alguien?
¿Aligeraste alguna carga?
¿Buscaste una rosa o sólo recogiste maleza?
¿Qué hiciste con tu hermoso año?
Dios te lo ha dado.
¿Lo has echado a perder?

Sigamos echándole ganas y hagamos cada uno de nosotros todo lo que esté de nuestra parte para que el 2011 resulte mejor.

¡Feliz Navidad y un Año Nuevo pleno de salud!

Castellanos
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales