La Leyenda de la Lucha Libre de todo México es en la actualidad, Mil Máscaras, quien por décadas ha sido una de las figuras del deporte de los costalazos, por tal efecto fue distinguido por la afición sabinense.

Al darse el inicio de la Lucha Estrella, los primeros en salir fueron los rudos encabezados por Hator, pero ante el aplauso de la concurrencia apareció un gran ídolo sabinense como lo es Pimpinela, luego llegó el Astro de Astros, Octagón, asediado por niños y jóvenes y todos en general.

Pero al dirigirse al cuadrilátero, las luces se encendieron, y unos juegos artificiales adornaron la entrada de su Majestad, el Mil Máscaras quien llegó ataviado en un traje muy especial de cuerpo completo como un leopardo con su antifaz igual para darle esa figura memorable que por años has distinguido a ese gladiador.

Por la incomparable trayectoria de este Legendario Luchador del bando técnico, el CP Dante Perrone Ancira subió al emparrillado para hacer entrega de un trofeo en homenaje a esos años de estar como ídolo del Pueblo Mexicano.

El estrella de esa noche del sábado pasado en el Centro Deportivo Sapri al hacer uso de la palabra, se refirió a que el traje que portaba en esa ocasión, lo utilizó en una de sus últimas películas filmadas hace varios años.

De inmediato se dió paso a los golpes y las emociones, siendo que los técnicos dividieron triunfos en los capítulos 1 y 2.

Pero en la tercera caída, Pimpinela arremete contra los rudos y desde la tercera cuerda se lanza sobre un rival, al caer es levantado y le sujetan de espaldas, pero Hator trata de golpea a la Pimpinela, sin embargo, éste se quita y Hator pega a su compañero.

Pimpinela acomoda a los rivales y los ubica en el centro del emparrillado, y para esto, en todo lo alto de la esquina de los luchadores del bando límpio, el Mil Máscaras se alistaba a surcar los aires y volar varios metros para caer sobre la humanidad del rival y darse el toque de espaldas por parte del réferi "Cuahutémoc Blanco".

Ni tardo ni perezoso, Octagón entró en acción y se avalanzó sobre Hator, a quien lo derriba y le aplica una llave dolorosa lo que propicia el que el capitán de los rudos no tuviera más que rendirse.

Pimpinela también acabó con su adversario y así los Tres Ases del Ring recibieron el aplauso de la concurrencia y el réferi les levantó las manos a esos triunfadores.

De inmediato, las estrellas ya mencionadas se retiraron del cuadrilátero con rumbo a los vestidores y la fanaticada terminó satisfecha por el desempeño de sus ídolos....

Las figuras de la AAA seguramente van a volver a Sabinas Hidalgo en un nuevo cartel luchístico que se anunciará en los próximos días.

La Lucha Semifinal fue un verdadero espectáculo también, ya que el Brazo fue una figura inolvidable, sobre todo por su habilidad para derrotar a sus enemigos, haciendo pareja con Corazón de Barrio.

Sin embargo, lo mejor de la noche fue cuando la fanática sabinense No. 1 de la Lucha Libre, Doña Fina, fue trepada al centro del Ring y se sentó en una silla.

Nunca se imaginó que la pareja de gladiadores del bando de los Técnicos le iban a realizar un baile tipo striper ante el asombro de propios y extraños.

Doña Fina nunca olvidará esa velada luchística, donde en el graderío hubo muchas emociones y espectáculo, con varios seguidores que hicieron su show aparte y la gente les aplaudió a la raza que disfrutó ese cartel de Lucha Libre.

Muchas emociones a pesar del tremendo frío que se sintió en esa noche del 3 de marzo en el Centro Deportivo Sapri.



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales