Platicaban a través de una cerca dos viejos, cansados y apaleados caballos. Se quejaban de las tremendas palizas que sus dueños les daban, trabajaban los siete días de la semana desde antes del amanecer hasta muy entrada la noche, golpe tras golpe, chicotazo tras chicotazo tenían que aguantar los equinos de parte de sus ignorantes dueños quienes pensaban que entre mas castigo les daban a sus caballos más rápido estos correrían.

Cargados todos los días con el sobrepeso de los cachibaches recogidos en las colonias acomodadas, el peso de sus patrones y arrastrando un viejo carretón transcurría el día de aquellos caballos, y al llegar la noche, poca agua, mal comidos y a la intemperie soportando las inclemencias del tiempo, Le comenta un corcel al otro: “que cosas tiene la vida, somos el sustento del patrón y su familia y se nos maltrata a diario, en cambio el perro del patrón es un vago, se la pasa todo el día echado y comida no le falta, no hace nada para el sustento de la casa y todos lo quieren, duerme adentro de la casa y tiene una buena cobija donde descansar, tiene agua en abundancia y no padece de las inclemencias del tiempo y le llaman ¡el mejor amigo del hombre!

Me contaba mi padre que mi abuelo murió en el campo de batalla junto con un general que defendía los ideales de nuestra gente, murieron miles y miles de caballos en guerra junto con sus jinetes defendiendo las libertades de las que ahora gozan los humanos... ¿y el perro? ¿que ha hecho el perro? ¡nada! ¡absolutamente nada!

En días pasados salió en un noticiero que un perro mordió a un niño hijo de su patrón y le desfiguro el rostro, otro caso informaba que un pequeño fue arrancado de los brazos de su madre por un furioso perro que no descansó hasta que mató al niño; son sucios y transmisores de enfermedades, flojos y mañosos y los llaman: ¡el mejor amigo del hombre!

Se han adentrado tanto en la sociedad que ya hasta un club existe donde los socios se autonombran "perros", perro fulano, perro zutano, perro mengano y el colmo hace algunos meses una anciana de Nueva York heredó tres millones de dolares a su perro...

¿Y nosotros qué?

Cuando ya estamos viejos y cansados servimos de alimento ya que nos mandan a una matanza para que nos conviertan en producto para taqueros y carne seca... ¡el mejor amigo del hombre!


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales