Profr. Salvador Garza Inocencio

La versatilidad de su pluma era asombrosa, tan es así que pasaba del frío análisis histórico hasta la belleza profunda del romanticismo. Convertía en hermosos relatos las imágenes y las voces que bullían en su cerebro y en su corazón.

Profr. Salvador Garza InocencioLa versatilidad de su pluma era asombrosa, tan es así que pasaba del frío análisis histórico hasta la belleza profunda del romanticismo. Convertía en hermosos relatos las imágenes y las voces que bullían en su cerebro y en su corazón.

Fue un hombre que no necesitó estar en el lugar para apreciar y aquilatar a los que allí moraban. El vivía allá por la Colonia Mitras y su mente sobre los que aquí estaban o aquí estuvieron.

Cabral dice en una de sus múltiples interpretaciones: “No soy de aquí, ni soy de allá” que bello epitafio para un gran amigo que se ha ido y sobre todo para el gran Quijote de la Crónica.

El decía que cuando volvió lo que estaba, ya no estaba y preguntaba ¿Dónde esta entonces? ¿Dónde se fueron todas las cosas? Y fue así como el volver se convirtió en desesperación de sentirse perdido en su propio mundo. Alguien dijo que era otro tiempo y que ya no había distancias; entonces empezó a escribir sobre aquel pueblo donde nació, aquel pueblo que ya estaba hecho y que había sido su original mundo.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales