Profr. Salvador Garza InocencioHace algunos días... usted, yo y muchos más pudimos saludar a los compañeros, a los amigos, a los compadres, en fin a quienes hace tiempo no veíamos aquí en la "cara aldea" como decía el inolvidable maestro Francisco J. Montemayor.

Hace algunos días... usted, yo y muchos más estuvimos allí en la antesala "de la gloria" porque es allí donde a cada quien se le dá lo que merece y se puede medir por lo tanto su talla, su peso y su valía en esta vida. Allí en ese lugar cuando lleguemos inertes, cuando ya ni un soplo de aire anime nuestra existencia, estaremos en paz, estaremos en paz con los demás y estaremos en paz con nosotros mismos. Allí en ese lugar, sí allí no habrá odio, ni avaricia, ni envidia, ni rencor. Allí todos seremos iguales: pobres, ricos, inteligentes, sencillos, orgullosos, blancos, negros, feos, hermosos, sinceros, mentirosos, poderosos, sumisos, todos seremos iguales. Y en el panteón del pueblo dice: "Postraos aquí la eternidad empieza y es polvo aquí la mundanal grandeza".

Pero así está el mundo y éstas son "Nuestras Cosas".

Hasta la próxima.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales