Profr. Otoniel Arrambide VillarrealTodavía tengo presentes y frescos los conocimientos que sobre la Historia de México nos enseñaba aquel gran maestro de cuarto grado de primaria, el inolvidable y siempre bien recordado, Profr. Saúl Garza Garza, conocimientos que impartía en la escuela "Bonifacio Salinas Leal" (hoy "Venustiano Carranza") a mediados del siglo pasado.

Era una de las asignaturas que mas me agradaba, pues aquel humilde maestro se adentraba tanto en los contenidos históricos, haciendo referencia a ellos como si acabaran de suceder, imponiendo su viva emoción, haciendo muy emotiva su cátedra, tanto asi que para cuando menos lo pensábamos ya eran las 12:30 horas, dándonos la salida a nuestras casas con mas de cuarenta y cinco minutos de retraso, pero todos salíamos felices y contentos, muy a pesar de que nuestro grupo era el último que se encontraba trabajando y de que teníamos que regresar a las dos de la tarde para reiniciar los trabajos escolares ya que en aquellos años las clases eran todo el día, mañana y tarde.

¡Que tiempos aquellos! y que gran maestro nos tocó en suerte tener, un docente con gran sentido de responsabilidad y enorme vocación de servicio; ojalá que todos los maestros de la actualidad que se encuentran trabajando frente a grupo, vieran en él, un claro ejemplo a seguir y no ser de aquellos que a cada momento están viendo su reloj, desesperados porque pronto llegue la hora del descanso, el término de su clase o el timbre de salida. Con lo anterior rindo un pequeño reconocimiento y homenaje al Profr. Saúl Garza Garza, ¡Extraordinario y singular Maestro!.

Pues bien, entre aquellas lecciones de Historia recuerdo muy bien que nos relataba con gran emotividad los episodios históricos donde nuestro país de mediados del siglo XIX, perdía mas de la mitad de su territorio nacional (55%), pasando a poder de los Estados Unidos, los estados de: Texas, Nuevo México, Arizona y California.

La Historia nos cuenta que en el año de 1820, el entonces Emperador de México, Don Agustín de Iturbide, a solicitud de Moisés Austin, concede permiso a cientos de inmigrantes norteamericanos para que se establecieran y trabajaran las tierras de Tejas (asi se escribía anteriormente). En el año de 1834, los colonos tejanos quienes trabajaban las tierras utilizando como esclavos a hombres de la raza negra, liderados por Moisés Austin, comenzaban a exigir la separación de aquel territorio que en forma prestada disfrutaban, amenazando con iniciar en caso necesario una feroz y cruenta guerra. Por tal motivo Austin es aprehendido y encarcelado por ocho meses, dando inicio a disputas, donde un Presidente mexicano con su actuar negativo y cobarde causó una grave traición a la Patria. Continuará...

Profr. Otoniel Arrambide Villarreal
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales