Profr. Santos Noé Rodríguez Garza

Me invitaron en el barrio de Sonora a una junta de vecinos que se reunirían para charlar con la Lic. Martha de los Santos, concurrí con el supremo deseo de conocerla personalmente, ya que solo sabía de ella a través de los comentarios de los periódicos, y algunas veces que la escuche hablar; cuando llegó: las personas la trataron como una familiar, con una confianza que solamente se le dispensa a alguien que conocen de siempre y con la cual han convivido.

Profr. Santos Noé Rodríguez GarzaMe invitaron en el barrio de Sonora a una junta de vecinos que se reunirían para charlar con la Lic. Martha de los Santos, concurrí con el supremo deseo de conocerla personalmente, ya que solo sabía de ella a través de los comentarios de los periódicos, y algunas veces que la escuché hablar; cuando llegó: las personas la trataron como una familiar, con una confianza que solamente se le dispensa a alguien que conocen de siempre y con la cual han convivido.

Su charla fue amena e interesante y recordé aquella frase famosa “SI QUERÉIS UN PUEBLO FUERTE, EDUCAD A LA MUJER”; estaba presenciando la realidad positiva de tal expresión; con conocimiento del lenguaje y usando el apropiado para la capacidad de los presentes, se hacía entender perfectamente; explicó las razones de por que quería llegar al Congreso del Estado, y la experiencia que ya tiene en las labores del mismo ya que trabajó tres años en el desempeño administrativo, ayudando y orientando a los Diputados. Escuchó los planteamientos de la concurrencia y diferenció los que son de carácter municipal y los que corresponden al Estado, dio respuesta a todo y señaló los caminos que seguiría para buscar las soluciones.

Dio muestras de cómo está familiarizada con las clases populares; no como pose; ni es la primera vez que convive con la ciudadanía a quien atiende con educación y buenas maneras.

Estoy seguro de que conquistará las simpatías de los votantes del Distrito XXI, pues recorre pueblo por pueblo y colonia por colonia, llevando su mensaje de esperanza y reivindicación de los humildes.

Conozco a sus padres de toda la vida, se de la lucha tenaz de Pablo de los Santos y su esposa Martha González; se han partido el alma para salir adelante y dejar una estela de trabajo y conciencia social, bregando siempre por las causas nobles y por la realización de sus ideales.

La Lic. Martitha como todos la llaman, heredó de su padre el don de la oratoria y se expresa con propiedad y conocimientos de causa; está joven y merece la oportunidad de representarnos en el Congreso del Estado, ya es tiempo, de que alguien que ya demostró como se gestiona ayuda de los Gobiernos Federal y Estatal encarne la responsabilidad del Distrito XXI.

Me retiré del lugar satisfecho de haber convivido con un grupo de familias; me impactó la petición de una señora, que teniendo casa propia tuvo que dejar la colonia, y se vino a pagar renta; porque necesitando el servicio de la luz eléctrica para atender las necesidades de un enfermo delicado; las autoridades municipales y la compañía respectiva; dejaron el servicio de electricidad a una cuadra de su casa y se negaron a cubrir el espacio de la cuadra final, dejando a los vecinos en tinieblas; por más ruegos que hizo nadie la escuchó; que ahora sí resuelva su problema.

El sol brilla con toda intensidad y la tarde está muy luminosa, espero que el camino que siga recorriendo la Lic. Martha este lleno de esa luz que sólo el Supremo proporciona, que logre sus propósitos y que triunfe con todas las de la ley, pues tiene todas la cualidades que se requieren: juventud, inteligencia, capacidad, don de gentes y sobre todo hermosura.

Santos Noé


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales