La Universidad Autónoma de Nuevo León, la Escuela Normal “Pablo Livas”, y el municipio de Sabinas Hidalgo, organizaron, como cada año, una ceremonia para conmemorar un aniversario más del sentido fallecimiento del cronista Celso Garza Guajardo.

El acto de recordación, denominado así por el presidente de la Asociación Estatal de Cronistas Municipales de Nuevo León, Lic. Armando Leal Ríos, se realizó la mañana del viernes 10 de enero frente al monumento de mármol negro erigido a la memoria de querido historiador, a unos metros de donde reposan sus restos.

Guardia de honor de las familias Garza Guajardo y Garza Acuña
Guardia de honor de las familias Garza Guajardo y Garza Acuña.

La maestra Indira Montemayor, quien fungió como maestra de ceremonias, realizó la presentación de los invitados, entre quienes se encontraban los familiares del cronista, su hijo Celso José Garza acompañado por su esposa Mariza; sus hermanos, el Mtro. Oscar Garza Guajardo, Lic. Juan Ramón Garza Guajardo.

Por parte del municipio, hicieron acto de presencia el Oficial Mayor y representante del alcalde, Profr. Francisco Guardiola y Elisa Vázquez, además de regidores, síndicos, funcionarios y la primera dama Profra. Lily Gutiérrez de Chapa. También por parte de los organizadores, se encontraban presentes el Mtro. Gustavo García Ríos, Director de la Escuela Normal “Pablo Livas”, subdirectores, maestros y alumnos.

La Asociación de Cronistas Municipales de Nuevo León “Don José P. Saldaña” estuvo representada por su presidente, Lic. Armando Leal Ríos y Napoleón Nevares Pequeño, entre otras personalidades; igualmente, asistieron representantes del Centro de Información de Historia Regional Hacienda San Pedro de la Universidad Autónoma de Nuevo León, el Director de la Preparatoria No. 5 de la misma universidad, M.I. Jaime Antonio de León González y la Directora del CECyTE “Profr. Celso Garza Guajardo”, Lic. Gloria Alejandra Salazar.

A continuación se montaron las guardias de honor, iniciando con la familia del homenajeado, la administración municipal de Sabinas Hidalgo, la Universidad Autónoma de Nuevo León; docentes y directivos de la Normal “Pablo Livas”, Asociación de Cronistas Municipales “Don José P. Saldaña”, alumnos de la Normal “Pablo Livas”, el Consejo de la Historia y Cultura Sabinas Hidalgo, CECyTE “Profr. Celso Garza Guajardo”, funcionarios de la administración municipal de General Escobedo, amigos y compañeros del cronista, estudiantes de la escuela primaria “María de Jesús Lozano de Salinas” y la Oficina Regional No. 10 de la Secretaría de Educación.

La primera participación corrió a cargo del señor Juan Antonio Reyna, quien pronunció unas palabras para recordar al maestro Garza Guajardo; la estudiante de la Normal “Pablo Livas”, Diana Laura Buentello presentó a sus compañeras Ana Karen Robles Garza, quien leyó una crónica de la Nevería Cuauhtémoc y Ana Marcela González dio lectura a la crónica El Bolerito de la calle de Lerdo.

El presidente de la Asociación de Cronistas de Nuevo León “Don José P. Saldaña”, el Lic. Armando Leal Ríos, Cronista de Linares, hizo énfasis en la trascendencia del recordado Celso Garza Guajardo en dos niveles: finito e infinito, con respecto al primer nivel mencionó: “Es lo inmediato lo que se va, lo infinito es lo que queda, lo que siempre estará y a Celso lo recordamos en las dos concepciones, en lo finito, Celso soñó un mundo ideal, un mundo de felicidad, un mundo de justicia en ese tránsito de formación del individuo, el individuo que después se va a convertir en idea, en lucha y sobre todo, en una lucha por la justicia social” señaló, agregando: “Nos deja libros y nos deja artículos y nos deja discursos y nos deja, por supuesto, ya en lo que se refiere a la Asociación Estatal de Cronistas Municipales “José P. Saldaña”, por supuesto que era necesario rescatar la memoria de los otros municipios y forma la Asociación, con otros compañeros, que afortunadamente tenemos ya 26 años de estar dejando libros, discursos, conferencias, esto es lo temporal, ahora”.

Sobre el segundo nivel, el infinito manifestó: “En lo infinito, en lo que trasciende, ¡Qué gran ejemplo dan todos y cada uno de los que estamos aquí presentes! Que no dejamos morir precisamente, a una persona que quisimos, a quien admiramos, y aquí estamos por supuesto, recreando mucho de lo que fue, para transmitirlo a ese universo que es la historia, la gran maestra de la vida, tanto para la comunidad, como para la familia, como para lo individual, y Celso lo deja muy claro, necesitamos dejar esa memoria para que otra gente la mejore, he ahí la lección de infinito, he ahí la lección de inmortalidad, ojalá que dentro de 20 años, de 30 años, aquí haya otra gente, otras generaciones recordando a Celso porque fue un buen amigo, porque fue un buen padre, porque fue un buen universitario, porque fue un buen luchador social, sí, pero he dicho que fue también un convencido de que la historia es la gran maestra de la vida y eso debemos de enseñárselo a los chicos, hay que ver todos esos capítulos que tienen nuestras villas, nuestras aldeas, nuestros pueblos, nuestros municipios, estado o la república misma para poder querer a México y por supuesto a todos quienes la formamos, esa es la gran lección del infinito de la memoria que nos deja Celso Garza Guajardo, y no es gratuito el hecho de estar aquí, es decir es algo que se gana en lo temporal, para sobre todo trascender en lo infinito, para trascender en la memoria de la gente, para trascender en la memoria no sólo de los sabinenses, sino también de la gente de Nuevo León o la gente de México, en esa importancia que tiene, por supuesto esa gran maestra de la humanidad que dijimos, es la historia”.

Concluyó su intervención dirigiéndose al cronista: “Yo creo mi amigo Celso, que todos los que están aquí, damos una lección de afecto, de sinceridad en esta recordación a tu persona y por supuesto más allá de lo que es tu persona, a lo que nos legaste, a lo que nos heredaste, a lo que nos comprometiste, para hoy y para siempre, creo que tú no descansarás en paz porque siempre serás un Quijote de la crónica y todos nosotros seremos como Sancho Panza tratando de igualarte”.

A nombre de la familia, hizo uso de la palabra el Lic. Juan Ramón Garza Guajardo, quien agradeció el homenaje, y expresó que, contrario a lo que podría pensarse, de que él convivió poco con su hermano debido a la diferencia en edades, fue todo lo contrario: “A mi me tocó los últimos años de trabajar con él, aprendí mucho, yo siempre digo lo siguiente: La maestría, el doctorado lo hice con Celso, no lo hice con ninguna universidad, lo hice con él, convivir con él más de 4 años en los afanes de trabajo de todo, me hizo aprender mucho de la vida para dedicarme ya de lleno a la historia”, sobre eso mencionó: “Él me dijo: Vente conmigo a trabajar a la Hacienda y vamos a dedicarnos a la historia, y de ahí me nació ya, claro siempre me ha gustado, pero más cuando conviví con él fue cuando más aprendí, creo que muchos de lo que se dedican a la historia, él los impulsó a que se dedicaran a esa profesión”.

También platicó anécdotas con su hermano, cómo era recibido cuando llegaba a casa después de viajar por el mundo luchando por sus ideales, los regalos que traía para sus hermano y los cuentos que inventaba y contaba a los más pequeños.

También recordó una frase que aprendió de Celso: “La historia de México hay que contarla como si fuera la historia de tu casa, así como le platicas a tus hijos, tu papá, tu abuelito fue muy bueno, así es como debemos contar la historia de México para que los jóvenes amen a la Patria, así entendí como se debe enseñar la historia” manifestó.

Concluyó: “A nombre de la familia Garza Guajardo, Garza Acuña, agradezco esto que hacen cada año aquí en Sabinas por mi hermano, porque creo que al que festejamos es al Celso humanitario que fue, no tanto por sus obras, sino por su lado humano que siempre tuvo”.

Al concluir la ceremonia, el Mtro, Oscar Garza Guajardo entregó libros a las instituciones participantes, adelantando que se está preparando una nueva publicación con entrevistas realizadas por el cronista, para conmemorar el aniversario número 15.

Guardia de honor de la Normal Pablo Livas
Guardia de honor de la Normal Pablo Livas.

Guardia de honor de la Universidad Autónoma de Nuevo León
Guardia de honor de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Guardia de honor de la Asociación Estatal de Cronistas Municipales
Guardia de honor de la Asociación Estatal de Cronistas Municipales.

Guardia de honor del Consejo de la Historia y Cultura Sabinas Hidalgo
Guardia de honor del Consejo de la Historia y Cultura Sabinas Hidalgo.



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales