Profr. Salvador Garza Inocencio¡Llegaron los paisanos!... En un tramo carretero mi copiloto empezó a contar las camionetas que venían "bien cargadas" de bicicletas, lavadoras, secadoras, juguetes, ropa y otras cosas, era un tramo de la autopista que no llegaría a los cuarenta kilómetros y contó alrededor de setecientas camionetas muchas de ellas con rumbo al centro del país.

¡Llegaron los paisanos! Con la alegría de venir a ver a sus familiares, de venir a saludar y abrazar a sus conocidos, con el ánimo de volver a ver las calles y las casas del pueblo, de este pueblo que aunque se hayan ido nunca han olvidado, pues lo llevan en su memoria y en su corazón.

¡Llegaron los paisanos! Ellos un día se fueron del pueblo, buscando mejores horizontes, tratando de encontrar nuevas expectativas para los suyos. Hoy regresan como lo hacen cada año a gozar de unas muy merecidas vacaciones, después de haber laborado con gran pasión en la Unión Americana.

¡Bienvenidos paisanos! Nuestro pueblo reonoce vuestro esfuerzo, a sabiendas de que las remesas económicas que ustedes envían periódicamente a sus familias son una importante fuente de ingresos.

¡Bienvenidos paisanos!

Pero así está el mundo y éstas son "Nuestras Cosas".

Hasta la próxima.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales