Sin duda alguna, la principal actividad es la del sector industrial en su ramo de transformación. Esta fue motivada por la abundancia del agua. Con ella se movieron las turbinas y los telares de la antigua fábrica de Hilados y Tejidos de la Fama, iniciándose así con esta factoría, la construcción de un grupo de casas a su alrededor y que servían como viviendas para los obreros y técnicos que laboraban en ella. Así surgió el primer núcleo urbano del estado de Nuevo León conocido como la Fama. Con el transcurso del tiempo se instalaron más fábricas alrededor de la Fama, aprovechando la fuerza fluvial que movían las turbinas eléctricas de las fábricas de hilados y tejidos La Leona, La Sombrería Universal y el Blanqueo, aunado a los molinos Jesús María que ya tenían buen tiempo de trabajar en la zona.

Podemos hablar de otras dos etapas de desarrollo industrial: las que se instalaron en la antigua zona agrícola conocida como El Lechugal a partir de la década de los 1940 y otras que se asentaron entre 1970 y 1980. El avance industrial del municipio tuvo un receso y es hasta en la actualidad en que se están asentando maquiladoras, bodegas y fábricas de diverso giro. Se dice que en Santa Catarina hay poco más de 150 empresas. La mayoría se encuentran en las zonas industriales de El Lechugal, Carretera a Villa de García y la zona industrial aledaña a la Carretera Monterrey-Saltillo.

Cabe señalar que la industria se desarrolla cuando comienza a escasear el agua para los usos agropecuarios, ya que con ella se regaban las huertas y parcelas de los santacatarinenses. Entonces el agua en lugar de servir para el riego, comenzó a utilizarse para los procesos de producción.

Originalmente la industria proporcionó empleo a un gran número de artesanos y antiguos agricultores residentes en el municipio; que muchos de ellos fueron empleados en la construcción de las factorías y posteriormente en la elaboración de los productos y el desarrollo de los mismos. Actualmente laboran en Santa Catarina vecinos de otros municipios del área metropolitana. De hecho se puede decir que la industria ha generado relaciones no sólo económicas con el resto del área metropolitana sino también de carácter social.

Tal vez el motivo más importante que propició el desarrollo del antiguo Santa Catarina fue la actividad minera provocado en buena medida por las montañas que están dentro del territorio municipal. Desde un principio se extrajeron de las minas materiales tan diversos como metales plomosos, zinc, magnesio, yeso, arcilla, dolomita, sales minerales, así como mármol blanco y negro, entre otros.

Pero el auge minero más importante se vivió a fines del siglo XIX y principios del siglo XX. Lamentablemente ésta actividad está por lo general en desuso y trabaja en su mínima potencialidad. Eran tiempos correspondientes al porfiriato en el ámbito nacional y reyista en el ámbito regional. Como ya se había mencionado, se vivía en el municipio un auge minero. En dichos yacimientos llegaron a trabajar mucha gente no solo de Santa Catarina sino de otras partes de la región. Principalmente extraían fierro, plata y plomo. Nada más para darnos una idea de la importancia minera de Santa Catarina, describiré las minas más importantes y la cantidad de personas que laboraban en ellas:

  • La mina de Santo Domingo de Larralde Hnos. en el Cañón de las Sandías con 82 personas, Extraían plata, plomo y fierro.
  • La mina Azteca de la Compañía Minera Azteca con 90 trabajadores en el Cerro de las Mitras
  • La mina de Guadalupe de la Compañía Minera El Tepeyac con 5 trabajadores en el Potrero
  • La mina de Buena Vista, propiedad de la Compañía Minera Buena Vista, también situada en el Cañón de las Sandías, con 147 personas. Extraían metales plomosos y calcio
  • La mina Dolores de Roberto Arntz con 5 trabajadores
  • La Purísima de Agustín Rodríguez con 4 trabajadores en el Cerro de Ojo Caliente
  • La mina Santa Ana de la Compañía Minera Santa Ana en el Cañón de San Cristóbal con 30 hombres
  • La mina San Agustín de la Compañía Minera San Agustín en el Cerro de Ojo Caliente
  • La mina El Americano de la Compañía Minera El Americano en el Cañón del mismo nombre
  • La mina Santa Gertrudis de Pedro Lambretón en el Cañón de Santa Juliana
  • La mina Santa Juliana de la Compañía Santa Juliana en el Cañón del mismo nombre
  • La mina de la Asunción de la Compañía Minera La Asunción en el Cerro de la Fe
  • La Providencia en el Cerro El Americano
  • Las minas de San Juan, Buena Vista, Dulces Nombres y Sultana en el Cerro de la Ventana
  • La mina San Antonio (la más antigua de Nuevo León), la Luz y la Virgen en el Cerro de las Mitras

En 1903 fue inaugurado el Centro Mercantil de Santa Catarina, propiedad de los hermanos Ausencio y Fortunato Rodríguez, que también era tienda de raya del Mineral de Buena Vista. En su época llegó a ser el comercio más próspero e importante de Santa Catarina. Tres años después murió don Ausencio Rodríguez, quien fuera alcalde en 1885 y 1903. El 24 de febrero de 1906 hizo testamento en beneficio de sus hermanos Félix, Fortunato y María. En dicho testamento da información relevante de la llamada casa colorada con más de 15 puertas: “casa situada en la esquina noroeste que forman las calles de Juárez y Colón, construida de sillar, con techo de vigas y tablas, compuesta de local doble para el comercio que ocupa al frente de 25 metros, 60 centímetros, a la primera de las calles expresadas y 33 metros, 7 centímetros de frente a la segunda, con hormigón de madera de encino, para tienda valuada en 2,200 pesos”. (sic)

Después sabíamos de negocios como el que mantenía don Serapio Martínez Ayala, o don José María Guerra, don Leocadio Páez o demás entusiastas santacatarinenses de hace 100, 50 o 20 años. Ya que en los últimos 10 años se ha generado un verdadero crecimiento comercial en la localidad. Antes era muy común que en Santa Catarina se daba una actividad comercial catalogada como menor y mediana consistente en la venta de comestibles, productos para el trabajo y para el hogar. En la actualidad existen varios centros comerciales en dónde se desarrolla una buena cantidad de servicios de compraventa.

También otra actividad económica que se vio mermada con el cambio al giro comercial fue la agricultura. En la actualidad la agricultura es muy escasa debido a las condiciones poco favorables del suelo y las constantes sequías que han asolado la región. No obstante, en el sur del municipio, en lugares como El Pajonal, Canoas, Santa Cruz y San Antonio de la Osamenta se cultiva para uso particular maíz y frijol, así como árboles frutales como manzana, ciruelos, duraznos y chabacanos. De igual forma, la ganadería en Santa Catarina también es muy escasa. Actualmente por su orden de importancia, las especies de ganado que más proliferan son el ganado caprino, vacuno, asnal, mular, caballar, porcino y lanar.

Antonio Guerrero Aguilar
Cronista de la Ciudad de Santa Catarina


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales