Debido a problemas por demás comentados, en 1971 renunció a la gobernatura el Lic. Eduardo A. Elizondo. Concluyó su sexenio el Lic. Luis M. Farías en 1973. De 1973 a 1979 ocupó el cargo el Lic. Pedro G. Zorrilla Martínez. Mientras tanto la administración municipal que duraba tres años, se redujo a dos años en 1970. Pero solamente hubo dos bienios: de 1970 a 1971 y de 1972 a 1973. Cuando dejó la gobernatura don Eduardo A. Elizondo, también en Villa de García, su alcalde don Luis Fernández a quien apodaban “el largo” por su estatura, renunció en señal de solidaridad. El problema es que no le avisó a su cabildo y éstos no sabían el porqué don Luis no acudía a sus compromisos al palacio.

En 1970 fue concluido el puente que une a Guadalupe con Monterrey. Y al año siguiente, el entonces presidente Luis Echeverría Alvarez inauguró la avenida Gustavo Díaz Ordaz que atraviesa Santa Catarina, San Pedro Garza García y Monterrey. Por el aumento de su población, su crecimiento económico y la importancia en el contexto estatal, las villas de San Nicolás de los Garza, Guadalupe y Sabinas Hidalgo fueron elevadas a ciudades en 1971.

En este decenio muchos municipios se vieron beneficiados en materia educativa. Por ejemplo, en 1973 se abrió la única universidad situada fuera del área metropolitana: la Universidad de Montemorelos y una preparatoria dependiente de la UANL comenzó sus cursos en el municipio de Allende. En 1974 se estableció la preparatoria 19 de la UANL en García, en 1976 las autoridades tanto federales como estatales, abrieron en Guadalupe el Instituto Tecnológico de Nuevo León y en 1977 se inauguró el nuevo edificio la Facultad de Agronomía de la UANL en Marín, al igual que se planeaba la apertura de una preparatoria en Santa Catarina, Nuevo León.

La carretera Monterrey-Saltillo se amplió a cuatro carriles en 1975. En 1976 se remodeló la presidencia municipal en Apodaca y se construyó la nuevo palacio municipal para Monterrey, siendo alcalde Leopoldo González Sáenz. En 1977 fueron elevados a ciudades las villas de General Terán en la zona citrícola y Santa Catarina en la zona conurbada de Monterrey. Por su parte, el templo del Sagrado Corazón de Doctor Coss fue convertido en vicaría fija, dejando de pertenecer a la Parroquia de los Aldama.

En 1978 la congregación de Colombia se incorporó a Ciudad Anáhuac, Allende fue elevada a ciudad y se estableció una biblioteca municipal en Villaldama, Nuevo León. En 1979, Petróleos Mexicanos inauguró una planta en Cadereyta Jiménez, a la cual nombraron “Héctor Lara Sosa”. Esto fue el detonante para el crecimiento urbano, económico y demográfico del municipio. Al año siguiente entró en operación como planta despuntadora. Fue considerada en su tiempo, como la refinería de PEMEX más grande e importante en el país y de las más modernas en su tipo en América Latina.

Desde entonces, Cadereyta satisface las necesidades de energéticos de la región noreste de México, fomentando la diversificación económica de la localidad. Pero lamentablemente, trajo problemas que la municipalidad no estaba preparada para solucionar. Por ejemplo, la contaminación del río San Juan y de los terrenos aledaños a la refinería, que servían para la agricultura y la ganadería, el aumento desordenado de colonias y por consecuencia, otros problemas de índole social.

Definitivamente que en la década de los 70, se consolida la llamada área metropolitana de Nuevo León. Mientras que los municipios periféricos que vienen desde el Valle de las Salinas y del Carrizal, al igual que Juárez, Santiago y Cadereyta, fueron conocidos como la “Zona de Influencia”.

Antonio Guerrero Aguilar
Cronista de la Ciudad de Santa Catarina


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales