Dr. Antonio Guerrero AguilarSanta Catarina, además de conmemorar en éste 2010, 200 años del inicio de la guerra por la Independencia Nacional y 200 años de la construcción del templo parroquial de Santa Catarina Virgen y Mártir y de los 100 años del Plan de San Luis, también recuerda con orgullo que un primero de octubre de 1820; hace 190 años fue elegido su primer cabildo de acuerdo a la Constitución Política de la Monarquía Española promulgada en Cádiz el 19 de marzo de 1812. De ser una pequeña hacienda que no sobrepasaba los 30 habitantes al iniciar el siglo XVII, doscientos años después el número de habitantes llegaba a cerca de mil 200. Y de apoyados en el artículo 31 de la ley de Cádiz, los vecinos de Santa Catarina pidieron tener un cabildo, pues fijaba la condición para establecer ayuntamientos en pueblos que sumaran los mil habitantes.


De acuerdo a un ocurso enviado por el entonces gobernador del Nuevo Reino de León don Francisco Bruno Barrera el 22 de septiembre de ese año, apoyado por la diputación provincial, firmado por el asesor letrado el Lic. Rafael de Llano el 28 de septiembre de 1820, se dispuso que el valle de Santa Catarina deje de tener alcalde mayor y que los vecinos se congregaran para que se eligiera a su primer cabildo.

Para ello nombraron el 1 de octubre a una comisión escrutadora formada por Joaquín García como secretario y Roque de Luna y José María Garza como escrutadores de la elección. Se inscribieron los nombres de quienes participarían en el primer ejercicio electoral. Al día siguiente, fue elegido el primer cabildo, conformado por el alcalde Joaquín García, como síndico procurador José de Gracia Rangel y como regidores Antonio Rodríguez y Juan de Luna y Góngora.

Ellos tomaron posesión del cargo el 3 de octubre en Monterrey, jurando fidelidad al Rey Fernando VII y a la Constitución y cumplir cabalmente con sus puestos. En un pueblo que aún no tenía su traza urbana y en el que sobresalía la construcción del templo, dedicado a la agricultura y a la ganadería, el cabildo comenzó tener sus primeras reuniones el 9 de octubre en un domicilio particular que les servía como “Casa Consistorial”, la sede del “Ylustre Ayuntamiento del Valle de Santa Catarina”. Una de las primeras acciones del cabildo, procedió de acuerdo al artículo 32 para nombrar a un secretario del ayuntamiento, puesto que recayó en Miguel del Río, quien se venía desempeñando como maestro al que acordaron pagar un sueldo de 100 pesos al año. Don Miguel aceptó el nombramiento y juró lealtad a las leyes de Cádiz, al rey y al cabildo, luego fijaron un reglamento para el uso de tierras dedicadas el pastoreo y el costo del ganado.

Como no habían jurado lealtad y compromiso ante el pueblo de Santa Catarina, el 16 de octubre decidieron organizar una ceremonia cívica en Santa Catarina, fijando la fecha del 22 de octubre, pero como había fiestas en la nueva municipalidad lo pasaron para el día 25.

En ese día fijado, el cabildo congregado en las casas consistoriales salió hasta la plaza a la que bautizaron como de la Constitución. Ahí estaban vecinos que aguardaban pacientemente a que tomaran posesión efectiva ante el pueblo que ya gobernaban y se leyó la Constitución de Cádiz para que todos la cumplieran. Todos los presentes juraron observarla y obedecerla, ser fieles al rey y a la religión católica. Luego en medio de repiques de campanas, salvas y música, acudieron al templo en donde el sacerdote los esperaba para rezar el Te Deum. El acto concluyó como a las 17 horas.

Otra de las preocupaciones del primer cabildo, fue la de elegir al maestro de primeras letras de la escuela del lugar. Para ello se designó a José Manuel de Cuevas, al que se acordó un pago de 12 pesos mensuales, mismos que serían cubiertos por los padres de familia. Orgullosamente el cabildo señalaba que la finalidad de la escuela, era para cumplir con la instrucción primaria de leer, escribir, de moralidad y costumbres acreditadas.

El mismo cabildo que juró lealtad al Rey Fernando VII y a la Constitución de Cádiz, se adhirió al Plan de las Tres Garantías el 4 de julio de 1821, con el cual reconocían el proyecto de unificación de las fracciones políticas. El juramento se hizo en la casa del Ayuntamiento, sobre una mesa en la que estaba un crucifijo y una biblia. De ahí fueron al templo en donde el padre Juan Ángel de la Garza los recibió para un Te Deum. En ésta fechas las fiestas importantes eran el 25 de julio día del Apóstol Santiago y el día 26 día de Santa Ana.

El 19 de marzo del 2012, se conmemorará la promulgación de la Constitución de Cádiz en España. Gracias a ésta constitución, fue posible que lugares como el Guajuco, Agualeguas, Lampazos, Vallecillo, Salinas, Sabinas, Marín, China, el Pilón, Pesquería Grande, Labradores (Galeana) y Río Blanco se convirtieran en municipios. De ahí que una comisión procedente de Cádiz, que recorrió toda Iberoamérica, estuviera a fines de diciembre del 2008 en Santa Catarina para invitarnos y unirnos en los festejos. Apenas comienzan los bicentenarios y continúan las fiestas. Y ojalá se pueda visitar Cádiz.

Antonio Guerrero Aguilar
Cronista de la Ciudad de Santa Catarina


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales