José Castellanos Maldonado

Con el entendible silencio de los panistas, porque si dicha obra hubiera sido realizada por un gobierno de oposición hubieran puesto el grito en el cielo por las irregularidades registradas durante su ejecución, el sábado 7 de enero se inauguró la Estela de Luz, presupuestada inicialmente de 390 millones de pesos y cuyo costo final fue de mil 35 millones.

A través de los medios, ciudadanos, diputados y periodistas la han llamado "Torre de la corrupción", e incluso la Secretaría de la Función Pública ha sancionado a 26 funcionarios y todavía realiza auditorías por las diversas anomalías detectadas.

Al respecto, cabe señalar que el Presidente Calderón colocó la primera piedra en septiembre de 2009 y la inauguración se anunció para septiembre de 2010, como evento central de la celebración del bicentenario.

Así las cosas, aunque con más de un año de retraso y un sobrecosto de casi 600 millones de pesos, el Presidente Calderón aseguró en la ceremonia inaugural que la Estela de Luz será un ícono nacional "más allá de las naturales controversias que este tipo de obras naturalmente suelen generar".

Entre otras críticas, se ha dicho que lo gastado en esta torre de 104 metros de altura pudo ser mejor utilizado en algo verdaderamente necesario y de provecho.

En cuanto a lo expresado por el Presidente Calderón en la inauguración, cuando señaló "a partir de hoy, tenemos un monumento en el que todos los mexicanos podemos identificarnos", ¿Lo diría por aquello de la corrupción?

¿Sabrá algo o lo dice al puro tanteo?

Castellanos
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales