José Castellanos MaldonadoComo ya sabemos, el próximo año tendrán lugar procesos eleccionarios en varias entidades del País, entre los cuales destaca el del Estado de México.


El motivo es por demás obvio, pues el Gobernador de dicho Estado, Enrique Peña Nieto, encabeza, hasta el momento, las encuestas en la carrera por la Presidencia de la República.

Por ello, el PAN y el PRD hacían planes para una posible alianza en dicha elección, conscientes de que sería la única manera en que podrían obtener el triunfo y conquistar la joya de la corona, debilitando o disminuyendo las posibilidades de Peña Nieto en la contienda por la silla grande.

Apoyar a un candidato común les dio buenos resultados a ambos partidos en las elecciones celebradas el pasado 4 de julio, habiendo logrado el triunfo en Puebla, Sinaloa y Oaxaca, arrebatándole al PRI tres importantes Gubernaturas.

Lo interesante, esta ocasión, será ver cómo solucionan el dilema luego de que el Congreso mexiquense aprobó la iniciativa del PVEM en el sentido de no permitir las coaliciones electorales en aquella entidad, tal y como lo hizo a principios de año el Congreso de Guanajuato, de mayoría panista.

Lo cierto es que para cualquier partido resulta muy atractivo gobernar el Estado de México, pues, al margen de su problemática, destaca su indiscutible peso electoral y económico.

Pero aunque las cosas les resultaran como las han venido planeando, ello no les garantiza al PAN y al PRD un triunfo en la elección presidencial del 2012, sobre todo porque lo más probable es que en dicho proceso vaya cada uno por su lado, lo que hará más interesante y pareja la contienda.

Castellanos
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales