José Castellanos Maldonado“Para fortalecer y profesionalizar el trabajo legislativo y profundizar en la rendición de cuentas”, dentro de la agenda nacional que el Presidente electo, Felipe Calderón Hinojosa ha puesto a consideración de los siete partidos políticos registrados, está proponiendo reducir el número de legisladores en las dos Cámaras del Congreso de la Unión.

En el mismo documento, Calderón también sugiere la reelección inmediata de Diputados, Senadores, regidores, síndicos y alcaldes por “períodos limitados”.

Sobre el particular, en lo que respecta a reducir el número de legisladores en ambas Cámaras, sería magnífico que prosperara dicha propuesta, pues, en este caso, está comprobadísimo que más cantidad no significa más calidad, aunque sí más grilla y mayor gasto, y, posiblemente, se podría hacer y lograr más con menos.

En el renglón de las remuneraciones, también sería positivo que se reglamentara debidamente para no dejar al arbitrio de los propios funcionarios la fijación de su salario, pues ya se ha visto que se sirven con la cuchara grande y en forma muy desproporcionada comparado con lo que ganan funcionarios de idéntico nivel en países ricos; y no se diga si lo comparamos con el resto de los mexicanos.

En cuanto al asunto de la reelección, ello podría ser una motivación para que las autoridades que quedaran en este supuesto desempeñaran su labor con absoluta honestidad y eficiencia, aunque, desgraciadamente, no garantizaría que también se beneficiaran malos elementos, máxime tomando en cuenta cómo controlan a la gente en sus feudos, para lo que se valen de todo tipo de artimañas, dádivas y presiones.

Con buenos candados y un gran cedazo, esta propuesta también sería positiva. Veremos.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales