Dr. Antonio Guerrero Aguilar

La primera década del XIX fue una etapa de transición histórica, pues era el fin de la época colonial y el inicio de la insurgencia y del llamado México independiente. En ese tiempo, España se convocó a la conformación de las Cortes de Cádiz en 1812, a la cual asistieron el Lic. Juan José de la Garza como diputado por Nuevo León y el Padre Ramos Arizpe por Coahuila. La finalidad de las cortes era la de restablecer a Fernando VII en la Corona de España y oponerse a la invasión napoleónica.

Dr. Antonio Guerrero Aguilar

La primera década del XIX fue una etapa de transición histórica, pues era el fin de la época colonial y el inicio de la insurgencia y del llamado México independiente. En ese tiempo, España se convocó a la conformación de las Cortes de Cádiz en 1812, a la cual asistieron el Lic. Juan José de la Garza como diputado por Nuevo León y el Padre Ramos Arizpe por Coahuila. La finalidad de las cortes era la de restablecer a Fernando VII en la Corona de España y oponerse a la invasión napoleónica.

Mientras tanto en México iniciaba la insurgencia encabezada por el padre Hidalgo y Allende. Las noticias de la insurgencia llegaron a fines de septiembre de 1810. En 1811 las tropas insurgentes llegaron a la Hacienda Santa María en Ramos Arizpe. En el trayecto a Monclova precisamente en Acatita de Baján, se consumó la aprehensión de las mismas, orquestada por Ignacio Elizondo, en ese entonces vecino de la Pesquería Grande.

A la muerte de Hidalgo, Allende y demás jefes insurgentes, el padre Morelos se puso a la cabeza del movimiento independentista. Para darle una justificación legal al mismo, convocó a una junta legislativa en Apatzingán. De Nuevo León nadie acudió, por lo que Morelos se proclamó representante de nuestro estado. En el Nuevo Reino de León, el movimiento insurgente perdía fuerza y solo se dan acciones de rebelión en algunos lugares como Vallecillo, Marín y la Pesquería Grande.

La insurgencia perdió fuerza con la aprehensión y fusilamiento de Morelos en 1815. Recobró cierta fuerza con la llegada de Francisco Javier Mina y del Padre Mier en 1817, quienes desembarcaron en Soto la Marina, Tamaulipas. Con ellos llegó la primera imprenta que actualmente se encuentra en el Museo del Obispado.

La independencia de México se proclamó el 27 de septiembre de 1821. En 1824 se proclama la primera constitución federal mexicana y en ella ya aparecen como estados Nuevo León, Tamaulipas y de Coahuila y Texas. Para servir de vínculo entre el gobierno y sus gobernados inicia el periodismo local en la Gazeta Constitucional

Seguramente la conformación de Nuevo León en estado libre y soberano, hizo que se dieran importantes mejoras en el orden educativo. Por ejemplo, en 1824 inició la escuela de derecho, anexa al colegio Seminario, siendo el licenciado José Alejandro Treviño y Gutiérrez su primer director. En 1826 el gobierno del estado la habilitó para conferir grados mayores en teología y en ambos derechos y también por ese tiempo se abrió en Monterrey una escuela gratuita pagada por fondos particulares. Surgieron proyectos interesantes, por ejemplo en 1828, el médico italiano Pascual Costanza dio la primeras cátedras en una escuela de medicina, en 1834, la señora Josefa Niño de Córdoba, apoya la apertura de una escuela primaria y en 1835 el doctor José Eleuterio González abrió una cátedra de farmacia.

El año de 1834 fue escenario de mucha inseguridad y de constantes ataques en los puntos fronterizos de Nuevo León, lo que hizo que las autoridades dispusieran medidas de protección de la frontera a través de las compañías presidiales, quienes evitaban el ingreso de indios bárbaros y filibusteros extranjeros. Conviene señalar que la dieta de los soldados presidiales consistía en la alimentación del bastimento que se componía de bizcochos de maíz, carne seca, chocolate, pan y tortillas de harina.

En 1836 Texas se separó tanto de México como de Coahuila, por lo que militares y tropas encabezadas por el general Antonio López de Santa Anna y Vicente Filisola arribaron a la región. Políticamente la constitución federal dejaba de aplicarse par dar paso a una etapa centralista.

En 1838 Matamoros fue habilitado como puerto comercial. Ahí llegaron como meritorios los jóvenes Manuel Payno y Guillermo Prieto y quienes a la larga se convirtieron en los escritores más prolíficos del siglo XIX mexicano. De ahí sobresalen unas descripciones que Payno hizo sobre el noreste.

Siguiendo el modelo separatista de Texas, en 1840 vecinos de los tres estados del noreste, proclamaron en Laredo la denominada República del Río Grande y en la cual tomaron mucha influencia Antonio Zapata y Antonio Canales. Para evitar que Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas se fortalecieran en su intento, llegaron militares como Mariano Arista, Valentín Canalizo y Anastacio Bustamante para detener el movimiento primero federalista y luego separatista.

La presencia de tropas y de militares trajeron una incesante guerra civil, inseguridad, la aparición de caudillos regionales y de filibusteros texanos que ingresaron a nuestro país en forma ilegal, provocando a su vez una tensión internacional por Texas. Por la continua tensión que se va a extender casi 40 años después, predomina la idea de que Nuevo León es una “tierra de Guerra Viva”, pues grupos de apaches, comanches y lipanes continuamente asolaban a los pueblos de Nuevo León. Eso hizo que se conformara y definiera más el carácter regional de los principales prohombres de la frontera. Por ejemplo, la arquitectura regional se consolida más como punto de defensa de sus moradores.

No obstante, la oferta educativa seguía ampliándose: en 1844 se abrió la escuela para maestros de la Compañía Lancasteriana, pero que fue cerrada en 1854. En 1845, el español José María Gajá y Bayona fundó el Instituto de Educación Comercial.

Entre 1846 y 1848 Nuevo León fue escenario de la invasión y ocupación norteamericana. Aquí se enfrentaron los generales Pedro Ampudia y Zacarías Taylor. Cuando los norteamericanos vencieron, debieron cambiar la capital a Linares y luego a Galeana.

Los invasores elaboraron planos, mapas y excelentes descripciones de muchos puntos de nuestra entidad. Establecieron un periódico en inglés y pronto llegaron las primeras congregaciones cristianas. Mediante los Tratados de Guadalupe-Hidalgo se fijó al Río Bravo como límite entre las dos naciones. En esa reestructuración territorial, Nuevo León quedó muy cerca de ser estado fronterizo. En este tiempo se hace una carta geográfica por parte del Ing. Santiago Nigra de San Martín en Nueva York en 1853.

Una vez que Texas se incorporó como estado a los Estados Unidos, su influencia comercial, política y económica fue avasalladora. Es cuando se da la primera aculturación regional que da origen a dos opciones de índole cultural: el nacionalismo basado en lo que represente y sea mexicano y el regionalismo basado en los valores culturales de la localidad.

La cercanía con los Estados Unidos propició entre los años de 1854 y 1874 la primera etapa industrial, promovida por el entonces gobernador Santiago Vidaurri quien apoyó en 1854 el Plan de Ayutla y que luego dio a conocer el Plan de Monterrey. Vidaurri en ese entonces era la cabeza visible de un grupo de militares entre los que se encontraban Ignacio Zaragoza, Juan Zuazua, Mariano Escobedo, Francisco Naranjo y Julián Quiroga. En el Plan de Monterrey se proclama la soberanía de Nuevo León y se oponen al régimen de Santa Anna.

Dada la influencia económica y política de Vidaurri ejercía sobre los estados de Coahuila y de Nuevo León, dio origen a un cacicazgo regional que aprovechó perfectamente la formación de los primeros capitales debido a la guerra civil norteamericana entre 1861 y 1865. Había mucho intercambio con la frontera por lo que intentaron convertir al Río Bravo como vía de navegación fluvial. Dicen que prueba de ello es una canción que se llama “El chubasco” y que la tradición popular la hace originaria de Zuazua o de Los Ramones. Ahí se habla de un amor que se va y que se le quiere interrumpir su partida con un chubasco y detenerle su navegación. De igual forma destacan como aportes culturales la publicación del periódico El Restaurador de la Libertad y el doctor Gonzalitos inicia la cátedra de medicina.

Las primeras fábricas que se instalaron fueron La Fama de Nuevo León en 1854, El Porvenir en el Cercado en 1872 y la Leona en Garza García en 1874 y los molinos Jesús María en la misma municipalidad. En ellas vemos como principales accionistas a empresarios como Manuel María de Llano, Valentín Rivero, Ezequiel B. Steel, Evaristo Madero, José Calderón y Gregorio Zambrano entre otros.

Vidaurri con la intención de controlar mejor los destinos regionales, promovió la anexión de Coahuila a Nuevo León entre 1858 y 1864 mediante el Tratado de la Cuesta de los Muertos. En ese proyecto de integración regional, Vidaurri pierde a su brazo derecho, Juan Zuazua quien murió en el Rancho San Gregorio en 1860. La formación del nuevo estado de Nuevo León y Coahuila provoca el distanciamiento de los jefes norteños y marca el inicio de la rivalidad entre Vidaurri y Benito Juárez.

En materia cultural sobresale la apertura en 1860 de dos colegios particulares: uno de Fernando Velarde y otro de Alfredo Viard. Se difunde entre la prensa regiomontana un examen de música que se realizó en el Colegio Civil, en el cual se cantó un himno. Ahí continuamente se hacían conciertos, como por ejemplo en 1863, se habla del agasajo musical a cargo de dos divas: Chione y Fanny.

Definitivamente el Colegio Civil se convirtió en un centro de promoción educativa y cultural en Monterrey. Fruto de la época de la Reforma, fue apoyado por personajes de la talla de José Silvestre Aramberri, Miguel F. Martínez y Vidaurri. Fue fundado con la intención de “abrir a la juventud diversas carreras, proporcionando una educación esmerada que satisfaga las necesidades sociales”. Establecieron sucursales en Marín, Salinas y Linares. En 1877 se construyó su edificio en lo que hoy es un gran centro cultural a cargo de la UANL. Sus aulas albergaron las primeras escuelas de ingeniería y la de medicina y también continuamente se hacían veladas musicales y literarias. El edificio contaba con biblioteca, imprenta, un museo de historia natural y hasta un observatorio.

Entre 1864 y 1865, Nuevo León fue testigo de la invasión francesa, encabezada por militares como Félix Saussier y Pierre Jeanningrós. De la presencia de los franceses en la región nace la creencia de que los habitantes preferentemente de la región citrícola son descendientes de ellos. Lo cierto es que algunos oficiales y parte de los regimientos se quedaron a vivir en algunos municipios pues fueron vendidos como esclavos después de las derrotas que les infringieron en Santa Isabel y Santa Gertrudis. También es cuando se da el establecimiento de la primera Iglesia Bautista en Monterrey, fundada por Santiago Hickey, José María Uranga y la familia Westrup. Luego se conformó otro grupo como Iglesia Presbiteriana.

Con el triunfo de Benito Juárez sobre el imperio, la región fue testigo entre 1864 y1870, de varios gobiernos y del antagonismo de los principales caudillos norteños. Muchas veces el doctor José Eleuterio González tuvo que ser gobernador para evitar enfrentamientos entre ellos. En este periodo sobresale la carrera musical de Epigmenio Melo. Había nacido en 1836 y murió en 1899. Fue flautista y pianista, además de prolífico compositor y ejecutante de música sacra además de poeta. Formó una orquesta formada por 16 miembros. Para 1885 tenía 26 músicos y con ella organizaba eventos culturales en la catedral cada día ocho.

Se dio la apertura de la Escuela Normal para Profesores en 1870, se inició el servicio telegráfico y don Nicolás Mauro Rendón (1846-1909) sobresalía como pintor, formó una orquesta de música y también abre un estudio fotográfico.

Un poeta que alcanzó notoriedad nacional fue Juan de Dios Villalón. Nació en Santiago en 1838 y murió en la ciudad de México en 1902. Fue un prolífico poeta, político, además de secretario particular de Porfirio Díaz. Autor de una buena cantidad de obras literarias. Sobresale un poema a Nezahualcóyotl.

También Eligio Fernández se distingue como artista plástico. Había nacido en Saltillo en 1842 y murió en Monterrey en 1922. Dejó numerosas acuarelas, paisajes de la localidad, retratos a lápiz y a pluma. Realizó los telones y decoraciones para el Teatro Juárez y diseñó altares para muchos de los templos de Monterrey y de sepulcros en los cementerios de la localidad y tuvo un estudio fotográfico.

En 1877 la escuela de medicina se separó del Colegio Civil para convertirse en una institutución libre y se realizó la primera exposición industrial. En 1878, Mateo Matei concluyó la fuente de la plaza de armas y que luego fue trasladada a la plaza de la Purísima en 1894.

En 1880 llega al obispado de Linares-Monterrey el llamado Ipandro Acaico, el obispo Ignacio Montes de Oca, se funda la Cámara de Comercio de Monterrey y se da el segundo arranque del desarrollo económico de Nuevo León con la gobernatura del Lic. Genaro Garza García. Con el tendido de vías férreas, llega el ferrocarril en 1882, de la electricidad, del teléfono, del establecimiento de la primera Biblioteca Pública y de la actuación de Ángela Peralta en el teatro El Progreso. Fue una década a la que se le dio apoyo al movimiento literario y periodístico, además del establecimiento de nuevas escuelas.

En 1884 llegó a la presidencia de Porfirio Díaz y al poco tiempo, el general Bernardo Reyes al gobierno de Nuevo León. También aparece una nueva generación de empresarios entre los que destacan Isaac Garza, Francisco Sada, Antonio Muguerza, Francisco Calderón y José A. Robertson. Gobierno y empresarios apoyan una nueva etapa industrial. A la par de la pacificación y control político regional, se va a dar el embellecimiento y desarrollo de Nuevo León en muchos sentidos.

En éste periodo sobresale la llegada a Monterrey del arquitecto Alfredo Giles, quien había nacido en Londres en 1853 y murió en 1920 en Hillington, Texas. Construyó varios edificios como el del Banco Mercantil, Banco de Nuevo León, el Banco de Londres y México, el pórtico del panteón El Carmen, el Arco de la Independencia, la Casa Sanford, planeó la avenida Unión y el Monumento a Juárez

Las obras se sucedían una tras otra: construyen un edificio nuevo de la penitenciaría, el palacio de gobierno y el arco de la independencia. Es cuando se construye del Puente Juárez sobre el canalón en el arroyo de Santa Lucía. Monterrey vivía un pleno auge cultural y educativo con la reapertura de la escuela normal en 1886 que tenía dos planteles, uno para varones y otra para señoritas; de la Escuela Municipal de Música, en 1890 el hospicio León Ortigoza y de la estancia de Juventino Rosas entre 1892 y 1893. Finalmente se logró que Nuevo León tuviera límites con Texas al crear la congregación de Colombia en 1892.

El fin del siglo decimonónico fue testigo del establecimiento del banco de Nuevo León en 1892, de la apertura de la biblioteca de la escuela normal y en 1895 del Instituto Laurens de la Iglesia Metodista Episcopal. Contaba con una escuela para extranjeros y otra para mexicanos, en donde impartían cursos de inglés. En los siguientes años sucedieron obras relevantes: en 1896 la Escuela Profesional para Señoritas, en 1897 la Iglesia de Cristo en Isaac Garza y Colegio Civil.

En 1899 comienza a circular el Monterrey Daily News. También en ese año abren el Instituto Cristiano que contaba con 13 aulas. Además enseñaban inglés y solfeo. El Colegio Comercial Velázquez donde enseñaban inglés, taquigrafía, teneduría y comercio y del establecimiento del estudio fotográfico “El Bello Arte” de Jesús R. Sandoval.

Antonio Guerrero Aguilar
Cronista de la Ciudad de Santa Catarina


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales