Dr. Antonio Guerrero Aguilar

De acuerdo a las cosmologías religiosas, el universo comenzó en cierto tiempo del pasado finito y no muy distante. El universo surgió de acuerdo a una causa primera a la que regularmente se identificaba con Dios.

Dr. Antonio Guerrero AguilarDe acuerdo a las cosmologías religiosas, el universo comenzó en cierto tiempo del pasado finito y no muy distante. El universo surgió de acuerdo a una causa primera a la que regularmente se identificaba con Dios. El tiempo era una propiedad del universo que Dios creó y que el tiempo no existía con anterioridad al principio del universo. San Agustín en su libro La Ciudad de Dios nos cuenta que la civilización está progresando a partir de un principio. De acuerdo al libro bíblico del Génesis, el de Hipona dedujo que el universo tenía unos 5,000 años antes de Cristo.

Aunque esa teoría está completamente desechada, los cálculos agustinianos en cierta forma coinciden con el inicio de la historia antigua, pues ese tiempo coincide con la aparición de las primeras civilizaciones. Mientras que Aristóteles no era partidario de la idea de la creación del universo, pues aseguraba la participación divina. Por ello defendía que el universo y el ser humano existían desde siempre.

Muchos astrónomos apoyan de que al principio hubo un bing bang (gran explosión o explosión primodial) cuando el universo era infinitamente pequeño y denso. Conviene señalar que las teorías astronómicas, pretenden mostrar modelos del universo o una parte de él y proponen un conjunto de reglas que relacionan las magnitudes del modelo con las observaciones que realizamos.

Para ello, el astrónomo debe describir con precisión apoyada en lenguaje matemático y riguroso método científico, un amplio conjunto de observaciones sobre la base de un modelo que contenga parámetros arbitrarios y debe ser capaz de predecir positivamente los resultados de las observaciones futuras. Ahora sabemos que el Sol y la Tierra se formaron a partir de una nube de gas y polvo que contenía materia proveniente de varias generaciones estelares precedentes.

Para la filosofía, una ciencia es la disposición de un sujeto hacia un objeto. Por eso la astronomía en cuanto ciencia, nos proporciona teorías que describen correctamente todo el universo. Para ello dividen los problemas en dos partes: las leyes que nos dicen como cambia el universo con el tiempo y la cuestión inicial del universo. Los astrónomos actuales describen el universo a través de dos teorías parciales: la teoría de la relatividad general y la mecánica cuántica. La teoría de la relatividad describe la fuerza de la gravedad y la estructura a gran escala del universo que va desde un kilómetro hasta un billón de billones de kilómetros en torno al tamaño del universo observable. Mientras que la mecánica cuántica se preocupa de los fenómenos a escalas extremadamente pequeñas.

La astronomía supone que somos seres finitos en un universo infinito y que somos racionales, libres de observar el universo como sea y del cual podemos sacar deducciones lógicas de lo que veamos.

Seguramente por eso, Karl Popper sostiene que una teoría nos ayuda a predecir un gran número de resultados que en principio pueden ser refutados o invalidados por la observación científica.

Antonio Guerrero Aguilar
Cronista de la Ciudad de Santa Catarina


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales