Profr. Santos Noé Rodríguez GarzaLa figura paterna es la que moldea la vida de los hijos, atentos a lo que el Padre hace u ordena, desarrollan sus preferencias. Si el Padre es condescendiente: ellos aprenden a compartir y se hacen tolerantes y respetan la opinión y el gusto de los demás; si el Padre es intransigente: se convierten en tiranos y atropellan con facilidad a los demás, no respetan opiniones y a base de caprichos logran su propósito.

La figura paterna desde la antigüedad ha sido símbolo de autoridad, el mandato paterno aún equivocado se respetaba y se cumplía, los hijos sacaban adelante las indicaciones verbales o escritas que recibían y basaban su orgullo en el cumplimiento cabal de las órdenes.

En los tiempos modernos el Padre autoritario se desvanece con la serie de reclamos que los hijos hacen. Solamente aquellos que escuchan a sus hijos y comparten con ellos sus inquietudes y los ayudan a resolver problemas, son los que tienen cabida en su forma de vivir; la autoridad paterna no se ha perdido, lo que se tiene que hacer es ejercerla adecuadamente y el amor de los hijos la acompañará siempre. El complemento de esa hegemonía es siempre la Madre, que en ocasiones es más equilibrada y es el fiel de la balanza que pesa las inquietudes de los hijos y los mide con la regla de la tolerancia.

Felicitaciones a los Padres en su día, deseando que en el seno del hogar se les quiera y se les respete siempre.

SANTOS NOÉ



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales