Profr. Benito López ValadezDe el tiro con dardo, brevemente se podría poner de ejemplo lo siguiente.

En Matamoros y Mina, una tarde se encontraba Benito tirándole al blanco, que estaba en la puerta de un servicio de pozo. Por 10 minutos o más, lo lanzaba al blanco y lo recogía, en un intento más se abalanzó con algo más de fuerza y coraje.

En ese mismo instante, Rubén abrió la puerta sin decir agua va, y pácatelas, el dardo fue a dar a la frente de él, la sangre brotaba a borbollones y no se escapó Benito de que le dieran una buena regañada.

Alegaba él que no sabía que Rubén estuviera adentro, porque cuando llegó a tirar al blanco, Rubén ya estaba adentro y nunca hizo ningún ruido que lo delatara.

El servicio estaba por la calle Mina, donde ahora luce un frondoso nogal que plantara Sara y que amorosamente lo riega Rebeca. Cada año, allá por noviembre les reparte buena porción de sabrosas nueces.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales