Índice del artículo

I. Antecedentes.

Sabinas Hidalgo siempre se ha caracterizado por tener gente que piensa, capaz de criticar el estado de cosas existente, por una parte, y por otra, como es natural, por tener una clase económica pudiente que ha manejado los asuntos políticos de acuerdo a sus mejores intereses. Diversos grupos se han organizado en el pueblo para discutir los asuntos de la ciudad, la polis, entre los cuales pueden contarse el de Las Víboras, que se reunían en la banqueta del jacal de Pascual Fernández, por la calle de Escobedo, integrado por los ricos, que impusieron varios alcaldes durante los años cuarentas y cincuentas; el que se reunía con Ambrosio Solís, la información sobre cuyos integrantes es para mí un misterio, pero que puede rastrearse con la ayuda de la gente grande de Sabinas, ese tesoro de la memoria que muchas veces dejamos perder por el miedo o la apatía. Además, el del Jugo, que surgió entre la clase media, formada principalmente por maestros y que llevó a la Presidencia Municipal a gentes como Daniel Guadiana, Arturo Solís, Julio Sánchez y Homero Ibarra. Por último, el Club Juvenil Demócrata, que en sus inicios estuvo presidido por Arturo Solís y en el que participamos junto con gentes como Pablo de los Santos, en cuyas gestiones se atendieron asuntos ecológicos y deportivos, más que políticos.

También participaba en la política sabinense la logia masónica Obreros de la Luz No. 32, que impuso alcaldes como Humberto González Pérez. Tal vez la fama de izquierdista le viene a Sabinas de José María Ibarra, el Sabio, que formó intelectualmente a una pléyade de admiradores por todos los rumbos del pueblo.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales