Índice del artículo

XIII. ¿Cuáles fueron las consecuencias del Sabinazo?

La lucha del movimiento anticomunista continuó hasta elevar una queja al gobierno del Estado, como puede verse en la nota de “Semana” del 21 de abril de 1963 que se titula:

“Comisión de Sabinenses entrevistan al Gobernador” y que a la letra dice:

“Un nutrido grupo de madres de familia de esta ciudad entrevistó el 16 al Lic. Eduardo Livas Villarreal, Gobernador del Estado, manifestando el engaño de que fue víctima el pueblo de Sabinas, ya que, según se había anunciado, el acto que constaría de una serie de actividades de tipo cultural, siendo comprobado que los fines eran otros, tales como distribuir propaganda comunista (que fue posteriormente quemada) y subvertir el orden público.

En realidad quienes subvirtieron el orden fueron los anticomunistas, con su actitud provocadora y violenta, como puede comprobarse por las acciones de tomar por asalto las instalaciones del Festival, donde quemaron libros, fotografías, pinturas y demás, según se informó anteriormente.

Continuando con la nota, ésta dice:

“Asimismo se comunicó al Gobernador la actitud de los maestros de impartir ideas extrañas a los alumnos y de usar los planteles educativos con fines muy distintos de aquellos para los cuales fueron creados, además de amenazar a los alumnos que no asistieran con la reprobación.

“A todo esto contestó el Gobernador Livas Villarreal que, por una parte las denuncias en contra de los maestros del sistema estatal serían investigadas a fondo, aplicándose al comprobarse, las sanciones correspondientes; por lo que toca a los maestros federales, las quejas serían turnadas a la Secretaría de Educación Pública con igual finalidad. Les hizo ver la intrascendencia del acto en su totalidad, y que un error no se remedia con otro, pues tanto un grupo como otro los habían cometido. Señaló que al amparo de la Constitución existe libertad para cualquier ciudadano que desee expresar sus ideas sean o no absurdas, lo cual no ha de influir en el ánimo de las que sostengan ideas contrarias, por lo que el deber de la autoridad es dar garantías a todos por igual, siempre y cuando no se altere el orden ni se perjudique a los demás.

“Refiriéndose a los Libros de Texto Gratuitos, el Gobernador hizo ver a los quejosos la importancia del Plan de 11 Años para la Expansión de la Educación Primaria en la República, los que en nada lesionan ni la moral ni la dignidad ni el criterio de los niños.

“Finalizó la entrevista al pedir el Gobernador a los presentes le proporcionaran una lista de los maestros contra los cuales se quejaban, a fin de turnarla a donde corresponda.”

El Sabinazo ha producido sus frutos. Aunque no lo creamos, Sabinas demostró en esa época que es un pueblo de revolucionarios, de hombres que piensan con ideas de vanguardia. Actualmente, en 2005, podemos ufanarnos de que contamos con un sistema electoral organizado por los ciudadanos y no controlado por el gobierno, algo por lo que lucharon los jóvenes participantes en aquel Festival de la Juventud. Esto no hubiera sido posible sin la lucha que continuamente el pueblo mexicano realizó por alcanzar una más completa libertad para elegir a sus gobernantes. No puede decirse todavía que tenemos conquistado el derecho a gobernarnos por nosotros mismos o por los representantes que nosotros elijamos, pero aquella lucha fue un avance, una anticipación, una etapa necesaria para que el mismo pueblo se diera cuenta de que eran indispensables algunos sacrificios: personas vejadas, golpeadas, maltratadas, aunque, en opinión de un viejo maestro, faltó una víctima propiciatoria, un asesinato para hacer nacer un héroe de la resistencia civil contra el sistema opresivo que padecíamos.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales