Después de 21 innings de fragorosa batalla, con un solo swing, Ricardo Cárdenas se embuchacó el título del torneo sabatino de softbol “Eusebio Enríquez Herrera”.

Así de fácil se puede describir la serie a ganar 2 de tres juegos en el softbol sabatino, cuyo lugar de operaciones se encuentra en la Unidad Deportiva “Alfonso Martínez Domínguez”.

Sin embargo, la afición quien finalmente tiene la última palabra, unánimemente se declaran más que satisfechos por la entrega a sus colores de ambas escuadras.

Equipo Cárdenas Trucking, campeón del torneo sabatino de softbol
Cárdenas Trucking ganó la serie final por 3 juegos a 2.

El 28 de mayo se verificaron los dos juegos restantes en el campo No. 1 y todavía con el agradable sabor de boca del primero, la semana anterior, los Piratas emparejaron la serie en otro trepidante partido, anotando 3n 6 ocasiones por 4 de los transportistas.

El zurdo de Bustamante, N.L. se agenció el triunfo por pizarra de 6 a 4, aceptando 4 hits, uno de 4 esquinas con dos corredores en los senderos, de Ricardo Cárdenas, golpeó a uno y regaló 4 pasaportes, la mitad intencionales al receptor Iván Buentello, y ponchó a 4.

Un parpadeo de Adrián Leal en la segunda ronda, al ligarle 3 incogibles, uno para la calle de Jesús Mario Hernández, combinado con un error y dos transferencias, arrojó como resultado 5 anotaciones.

Sin que nadie se moviera de su lugar, Fidel Espitia convocó a los protagonistas a iniciar el partido decisivo, y a la de ya, los Cárdenas anotaron la carrera de la quiniela en los pies de Ricardo Cárdenas, impulsado por oportuno de Sergio Solís, pero un jonrón de Pablo Buentello igualaba el marcador en la alta del cuarto episodio.

En la quinta ronda, los todavía campeones volvieron a la carga, Nelson Villarreal ancló en la intermedia con doblete, avanzó a tercera con sacrificio de Luis Carlos Ibarra, el panorama no era muy halagador para el abridor Amaniel Sánchez, con hombre en tercera, un out y enfrentando al tercero y cuarto en el orden, pero él hizo su pare obligándolos a batear por el piso y la gran defensa de los guindas, que no cometieron un solo pecado en el duelo decisivo, lo sacó adelante, primero Sergio Solís se fajó con un cepillazo a tercera de Jesús Mario Hernández y Rogelio Cárdenas presumió su guante y facultades con un trueno salido del bat de Pablo Buentello, que tomó a guante volteado, de bote pronto y consumó el out en la inicial, que le mereció hasta la felicitación del mismo bateador, demostrando su deportivismo.

En la sexta se abrió la esperanza de conservar el campeonato para los filibusteros, Luis Antonio Valle abrió con single, Ricardo Pacheco elevó al central para el primer out, Gabriel Garza y Gustavo Elizondo imitaron a Valle para llenar las colchonetas, y la paciencia de Alberto Martínez al bat le rindió frutos al conseguir el pasaporte que envió caminando a Valle Garza con la carrera de la ventaja de caballito; con la casa llena y un solo out, Nelson Villarreal conectó un cepillazo que para su mala fortuna atrapó Sergio Solís de rodillas, convertido en una muralla en la antesala, dio un guantazo al tercer cojín para el segundo out y dobló a primera para consumar la doble matanza que concluyó el inning.

Al cerrar el mismo capítulo, el cansancio de lanzar su segundo juego de la tarde hizo mella en Luis Hernández, Iván Buentello recibió pasaporte, avanzó con toque de sacrificio de Sergio Solís, Rogelio Cárdenas fue dominado para el segundo out, pero Amaniel Sánchez y Roberto Cárdenas llenaron las almohadillas por la vía del pasaporte; tratando de enderezar la nave, el zurdo de Bustamante buscó el centro del plato, y Mizael Ayala lo aprovechó sacando una línea que partió en diamante en dos enviando al pentágono a Iván Buentello con la carrera de la igualada y a Amaniel Sánchez con la de la ventaja, aprovechando que con dos outs, ambos salieron al batazo, todavía César Santos volvió a llenar las bases recibiendo un pelotazo, pero Héctor Mario García elevó a la pradera central para cerrar el telón.

En la última oportunidad de los bucaneros, Luis Carlos Ibarra se puso selectivo y logró la primera base por lanzamientos fuera de la zona buena, avanzó a la intermedia con un wild pitch; Jesús Mario Hernández también es pasaporteado.

Con dos hombres en base, sin out y el cuarto bat Pablo Buentello, con un cuadrangular en su haber, los seguidores de los Cárdenas cruzaban los dedos y les resultó al roletear a las paradas cortas, pisando para forzar a “La Mara” y tirando a la inicial para relampagueante doble play; avanzando en la jugada Luis Carlos a la tercera, desde donde anotó la carrera del empate con imparable de Luis Antonio Valle.

Todavía Ricardo Pacheco empalmó hit y con corredores en las esquinas, ingresó al centro del diamante el jovencito Adrián César Leal a dominar con elevado al jardín izquierdo al poderoso bateador Gabriel Garza, para agenciarse la victoria.

El desenlace, repito, se dio en el cierre del séptimo capítulo con un bambinazo de “El Púas”, para sus amigos, al segundo lanzamiento que vio de Luis Hernández; iniciando la celebración de los transportistas, quienes hicieron patente su agradecimiento hacia su patrocinador Maypa Trucking Inc., por su apoyo brindado durante el torneo.

Ricardo Cárdenas conectando un jonrón para Cárdenas Trucking en el softbol sabatino
Ricardo Cárdenas dejó tendidos en el terreno a Piratas, aquí conectando cuadrangular en el segundo juego de la final.

Amaniel Sánchez lanzando por Cárdenas Trucking en el softbol sabatino
Amaniel Sánchez lanzó gran juego pero salió sin decisión en el definitivo.

Mizael Ayala bateando por Cárdenas Trucking en el softbol sabatino
Mizael Ayala impulsó par de carreras en el juego decisivo.

Mario Hernández bateando por Piratas en el softbol sabatino
Jesús Mario Hernández se voló la barda en el primero de la doble jornada.

Pablo Buentello bateando por Piratas en el softbol sabatino
Pablo Omar Buentello impactó vuelacercas en el último duelo.



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales