Sultanes al bat en el último de la serie
Sultanes cayeron 6-4 ante Saraperos. (Ramón Ábrego)

Orlando Sánchez dirigió como lo mandan los cánones a los Saraperos y se impuso a una desventaja en hombre por hombre, de jugar como visitante contra un público que apoyó a los Sultanes como nunca.


El Estadio Monterrey, el Palacio Sultán, escenario del sexto juego de la serie a ganar 4 por el campeonato de la zona norte registró más de 20 mil aficionados que no dejaron nunca de apoyar al equipo de sus amores, lamentablemente se cometieron algunos errores mentales y el beisbol no perdona

Entre triste y molesto el presidente del club José Maiz García señaló: “Con el equipo que armamos esto es un fracaso, Simplemente por el hecho de no pasar a la final (de la Liga Mexicana), estar con la casa llena y sin outs, esto es un verdadero fracaso” subrayó.

Y es que dejar a 12 corredores en los senderos y perder por dos carreras de diferencia no tiene otro nombre, la mitad en los últimos dos innings donde la afición se entregó a su equipo, lamentable, como todos sabemos, el resultado 6 carreras por 4.

El mérito se lo llevaron los pitchers de Saltillo y sobre todo su cuerpo técnico encabezado por el boricua Orlando Sánchez quien fue campeón con el equipo Sultanes en 1991 y antes con Puebla en 1986.

Cuando la esperanza de remontar el marcador se reflejaba en el graderío con la locura colectiva, la entrega a los colores regios sobre todo en la octava y novena entrada, el relevista Garibaldi desafío a Murillo despachándolo en 3 lanzamientos al dugout y a sus seguidores a su casa con la confianza en que la directiva del club tomará medidas drásticas en el asunto.

Lo demás ya es historia, Ganaron los Saraperos.

Aficionados en el Estadio Monterrey
Los aficionados hicieron su parte en el sexto juego de la serie. (Ramón Ábrego)

Ramón Ábrego y Jelipe
Ramón Ábrego acompañado por el popular Jelipe. (Sandra N. Ábrego)



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales