El beisbol no es un deporte más

Quienes saben y comprenden el beisbol en Sabinas Hidalgo, N. L. y la región, acuden al máximo escenario ubicado en la Colonia Bellavista: el parque “Gilberto Garza”.

Nenes
Nenes se impusieron a Tiburones.

Quienes saben y comprenden el beisbol en Sabinas Hidalgo, N. L. y la región, acuden al máximo escenario ubicado en la Colonia Bellavista: el parque “Gilberto Garza”.

Ellos disfrutan del rey de los deportes, único en su mensaje, su magia, su formato, el de la proeza matemática y su fascinante descripción de los porcentajes, la maravilla de las probabilidades, de un deporte inteligente.

El beisbol es sabio aunque la sencillez para definirlo del legendario receptor de origen italiano Yogi Berra que militara con los Yankees de Nueva York, lo tomen a broma “Esto no se acaba hasta que se acaba”.

El beisbol, insisto, es grande, es pleno, es familia porque depende de su armonía para alcanzar el éxito, lo mismo es el paraíso del cibernético que la ventana del supersticioso.

El beisbol no es fácil, de practicar, narrar o describir; hay quien afirma que es el laboratorio de la física o el ajedrez sobre el césped, el jugar de un manager con su colega, con un cúmulo de señas codificadas para confundir al enemigo.

Sus reglas son extensas y su estrategia infinita con su diamante de medidas perfectas, también sus implementos.

De la impredecible acción nadie duda, el héroe de hoy, es el chivo expiatorio de mañana, el menor parpadeo se convierte en derrota allí no existen enemigos pequeños ni la palabra miedo, en todo caso, respeto.

Este domingo 22 de noviembre, por ejemplo, los Tiburones batearon 10 hits, 4 de ellos de Ricardo Cárdenas y perdieron ante los Nenes que sumaron 7, pero más oportunos ya que el score les dio el triunfo 5 carreras por 4.

El pitcher Gerardo Rodríguez Pérez cubrió toda la ruta acreditándose el triunfo gracias a un sacrificio de su receptor Damián Garza para romper un empate a 3 y con el único hit del inning de Artemio Niño llegó la carrera que al final fue la diferencia, por que “El Púas” Cárdenas Perales y Daniel Villarreal empalmaron hits, pero solo uno anotó al concluir la contienda.

En el segundo juego del día los Yaquis “le pegaron” a los Cerveceros por 10 carreras a 3 a pesar de los 12 hits conectados por los amantes del oro liquido que dejaron una docena de corredores en los senderos.

Ambrosio Rivera con el apoyo del relevista Jesús Martínez se llevó el triunfo, dejando la derrota al hombre del juego perfecto Abraham Villarreal que junto con el sustituto Carlos Hernández aceptaron 9 indiscutibles de los aborígenes.

Gerardo Rodríguez
Gerardo Rodríguez por la tropa de Oliver Treviño.

Damián Garza
Damián Garza impulsó la carrera del gane para los Nenes.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales