Carolina Montemayor MartínezPuntuales, llegan cada mañana, alrededor de las 6:00. A esa hora sólo escucho el revolotear de su aleteo y sus breves pero decididos intentos de predominio. Sacian su hambre y su sed, entonan sus melodías, juguetean un rato ejercitando sus bríos y elevan su vuelo despertando en mí el viejo anhelo de tener alas, volar, surcar los cielos, libre y sin rumbo previsto. Planeando como albatros sobre el océano. Por las tardes, sus cantos tristes pueblan mi balcón, las notas graves de sus voces hablan, tal vez, de alguna pasión que se extinguió, de algún nido olvidado, de aquel o aquella que, entre la bruma de una mañana, se extravió...

Carolina Montemayor MartínezAlgunas veces, el sentimiento de soledad nos impulsa a la deserción; rota la esperanza, nuestros días se hacen tristes y el abatimiento por la carencia afectiva o el evento adverso nos conduce al aislamiento y a la depresión. En ocasiones, la crisis se acentúa y nos cuestionamos sobre el sentido y propósito de nuestras vidas que consideramos malogradas, vacías o inútiles. Mas, es también frecuente, aunque parezca contradictorio, que en ese estado de ánimo encontremos la fuerza y la determinación para continuar el camino porque nuestras almas son invencibles...

Carolina Montemayor Martínez"¡Oh, alma ciega! Ármate con la antorcha de los Misterios y, en la noche terrestre descubrirás tu Doble Luminoso, tu alma celeste. Sigue a ese divino guía y que él sea tu Genio. Porque él tiene la clave de tus existencias pasadas y futuras"

(Llamada a los Iniciados , del Libro de los Muertos).

Carolina Montemayor MartínezHoy me di un receso. No quise pensar en lo que nos inquieta, ni siquiera en lo que me agobia.

Carolina Montemayor MartínezBebe, la noble tierra, el transparente líquido que los cielos le ofrecen como beben mis ojos tú mirada, misteriosa e insinuante y mi emoción, bebe sedienta tus señales, verde luz permisiva a mis sueños que, en sus nidos, con timidez, se acunan. Insaciable, bebe la tierra, ayer seca, su entraña atesora la nutricia gota como atesoro tu palabra nueva y el calor que me otorgas y la luz que derramas sobre mis tristes, solitarias horas...

Subcategorías

Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales