Profr. Santos Noé Rodríguez Garza Al adentrarnos en la vida cotidiana de nuestro pueblo, nos encontramos con relatos que nos llenan de recuerdos, alguien me dijo, hace ya largo tiempo, Profe…. No siente usted que en cierta forma el pueblo ha sido mal agradecido con la Escuela Normal Pablo Livas, ¿Cuántos de nuestros hijos salieron de la pobreza, gracias a la Escuela Normal? ¿Cuántas familias hay que todos sus hijos son Maestros, egresados de la misma Normal Pablo Livas? ¿Cuántos profesionistas de diferentes carreras, utilizaron como escalón para llegar a la Universidad la actividad magisterial? Hay muchos que la labor docente que aprendieron a desempeñar en las aulas de la Normal Pablo Livas, los llevaron a ocupar puestos importantes, tanto en educación, como en otras ramas del saber humano y jamás los hemos visto en algún acto conmemorativo. A veces pienso, me dijo: --- que reniegan de la Institución que les abrió los caminos de la vida.

Quedé callado ante tanta franqueza y solamente bulleron por mi mente los recuerdos de nuestra juventud; veíamos en retrospectiva a un puñado de alumnos tomando sus clases, con una veladora encendida en la paleta del banco, iluminando su momento y dándole llama al pebetero del porvenir; veíamos a unos Maestros visionarios y altruistas, que cincelaban almas que llevarían la luz del conocimiento, a los rincones más apartados de la patria toda; veíamos a jóvenes mentores y maduros catedráticos, que en un inicio, laboraron gratuitamente, su misión: terminar con el empirismo en el magisterio.

Hoy, a sesenta y tres años de aquella noble aventura, la cosecha ha sido abundante y magnífica, cientos de estudiantes han cruzado por sus aulas y se desempeñan en las escuelas, tanto en las más humildes del medio rural, y de las colonias pobres, como en las de colegios y universidades de prestigio; tuvimos la oportunidad de conocer el criterio de algunos Directivos de escuelas de los diferentes Estados del país quienes nos expresaron: ¡Si son egresados de la Normal Pablo Livas de Sabinas Hidalgo, que vengan todos, ellos si saben trabajar!

La simiente la colocaron en el surco los ameritados Maestros:

Eugenio A. Solís Guadiana, Francisco J. Montemayor Martínez, Daniel Guadiana Ibarra, Jorge Mascareñas Valadez, María Elva Solís Guzmán, Ercilia Puente Sada, Elisa Ibarra Guzmán, Blas González Garza, Blas Ruvalcaba Santos, Casimiro Tijerina Torres y los siguieron en la brega Alejandro Chapa Villarreal, Raúl M. Garza Valle, María de Jesús Campos Serna y Víctor Alejandro Méndez, algunos ya sucumbieron a los embates de la vida y a los dos que quedan, les deseamos una placentera existencia, y sepan todos, que cumplieron con su misión, dejando grabada en los fastos de la historia la sublime tarea de ser redentores del hombre.

En este LXIII Aniversario vayan nuestras felicitaciones sinceras para el grupo que comanda el Maestro Gustavo García Ríos y para todos aquellos que en su momento dirigieron los destinos de la Institución, todos cumplieron y fincaron un porvenir que hoy ilumina los horizontes de la Patria.

La primera estrofa de su Himno dice:…Sabinenses: la ciencia os depara--- del Saber el mirífico altar,--ya Minerva a sus fastos os llama, --- acudid a esta fuente a abrevad.

Escuchemos esa voz maravillosa y respaldemos a la Institución en todas las actividades que realice.

Profr. Santos Noé Rodríguez Garza
Cronista de la Ciudad
Miembro de la Asociación de Escritores de Sabinas Hidalgo



Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales