Profr. Salvador Garza Inocencio¡Vivimos un mundo de indiferencia! Vivimos un mundo donde los valores poco o nada cuentan.

Antes alguien al ver a un conocido le preguntaba ¿Cómo estás? refiriéndose a su estado de salud. Hoy ya no se pregunta ¿Cómo estás? sino se pregunta ¿Cómo te ha ido? refiriéndose al estado económico. Hoy el valor de la economía está muy por encima del valor ético.

¡Vivimos en un mundo de indiferencia! Observamos a una persona que llena su boca de gasolina y le prende fuego, arriesgando su vida.

Observamos "payasitos" que a muy temprana edad torean a los autos, presentándonos con pelotas o naranjas sus malabarismos.

¡Vivimos en un mundo de indiferencia! Ellos se esfuerzan por ganar el pan honradamente, sin embargo nosotros pasamos a su lado indiferentes y la moneda se sigue quedando en nuestro bolsillo.

El frío de la indiferencia ha congelado nuestro corazón, ojalá que el calor de esta Navidad sea lo suficientemente intenso para derretirlo.

Pero así está el mundo y éstas son "Nuestras Cosas".

Hasta la próxima.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales