Profr. Juan Omar Hernández Luna

En este mes de abril, al menos en todas las escuelas primarias de Nuevo León, los maestros deberemos de reforzar este Valor en los alumnos que debiera inculcarse en sus casas...

Profr. Juan Omar Hernández LunaEn este mes de abril, al menos en todas las escuelas primarias de Nuevo León, los maestros deberemos de reforzar este Valor en los alumnos que debiera inculcarse en sus casas, observando el comportamiento responsable de sus padres al acudir puntualmente a sus compromisos o a su trabajo pero... se me olvidaba que estamos en el País donde cada quien hace lo que le place o le conviene valiéndonos “GORRO” si nos corren o nos cesan si al cabo trabajos hay muchos o no faltará quien nos de un taco mientras encontramos otro empleo para volver hacer lo mismo al poco tiempo porque desgraciadamente a la mayoría de los Mexicanos no nos gusta que nos manden los patrones mucho menos los achichincles o encargados sean quienes sean.

Para poder pedir que los alumnos sean puntuales al asistir a sus clases, los maestros debemos poner el ejemplo llegando a tiempo al plantel; pero como el director no me paga llego a la hora que yo quiera no así los alumnos que deben estar a tiempo sino les aplicamos una crucita como señal de retardo y si estos acumulan tres retardos se los catapicciamos por una falta.

En la sabiduría popular hay un dicho que me parece muy adecuado a este tema de la PUNTUALIDAD y es “EL QUE MADRUGA DIOS LO AYUDA” aludiendo con la fresca de la mañana el trabajo que se realice será más ameno y placentero así como satisfactorio por haber cumplido con un deber pero no falta alguien que para sacudirse este valor de la PUNTUALIDAD diga “más vale tarde que nunca” o más aún un poco mas filosófico y profundo “más vale un minuto tarde que un minuto de silencio” como pretexto para seguir siendo IMPUNTUAL.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales