Profr. Juan Omar Hernández LunaRemontándome a los años de mi infancia y mi niñez y reflexionando en el porque la enseñanza pública está dejando mucho que desear, en cuanto al aprovechamiento del aprendizaje en el aula, de los alumnos y a la baja calidad de los maestros, es porque se ha confundido los términos y conceptos de INSPECTOR Y SUPERVISOR en todos los niveles.

Ser Inspector significa examinar, en el caso de las escuelas, a los alumnos y constatar así el grado de aprovechamiento de estos, mediante un EXAMEN ORAL o ESCRITO evaluando por consecuencia el profesionalismo del maestro, claro que esta acción lleva su tiempo, pero si se puede, si se quiere salir adelante en el aprovechamiento esperado de los alumnos.

El SUPERVISAR le corresponde al director de la escuela que el maestro cuente con todas las facilidades dentro del plantel (aulas, bibliotecas, talleres, laboratorios, áreas de juego) limpias y en buen estado.

Había en Sabinas y la región allá por los años 60s un INSPECTOR que siempre se dio el tiempo suficiente para visitar cada una de las escuelas de su Zona y lo hacía en una bicicleta con su portafolios en la canastilla de esta, con un cordoncito se ataba su pantalón a la altura del zapato para que no se fuera a meter entre la cadena y la estrella de la bici. Me refiero al Profr. EUGENIO SOLÍS (†); recuerdo que cuando las escuelas era todo un acontecimiento tanto alumnos como maestros nos daba un gusto enorme pero también un gran temor de que nos preguntara algo y no saber que contestarle.

Entonces INSPECCIONAR es EXAMINAR y SUPERVISAR es VERIFICAR ojalá y estos dos términos pudieran amalgamarse por el bien de toda la comunidad estudiantil


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales