Francisco J. Echazarreta

Cuando uno asiste a nuestro bosque natural, que es el manantial inagotable (espero que por muchos siglos) que nos mantiene en estos solares y me refiero a el área de ese ojo de agua y luego prolongado por el paseo de la Turbina, uno puede “Admirar” como se encuentra casi cortada de tajo la montaña, que uno observa .

Formación Primaria

Francisco J. EchazarretaCuando uno asiste a nuestro bosque natural, que es el manantial inagotable (espero que por muchos siglos) que nos mantiene en estos solares y me refiero a el área de ese ojo de agua y luego prolongado por el paseo de la Turbina, uno puede “Admirar” como se encuentra casi cortada de tajo la montaña, que uno observa .

Desde hace ya muchos años, me llama la atención en la forma en que la naturaleza hizo su función.

Sin ser geólogo, sí me he puesto a reflexionar por que se encuentra en esa forma, casi cortada de tajo la montaña que observa al norte–poniente, mientras que la otra cara, su espalda la que ve al sur, se encuentra verde en forma normal es decir como una caída inclinada como una simple loma.

Esas mismas condiciones, las ofrecen los cerros que se ven enfrente. Es decir, si te encuentras del lado de la ermita, son cerros normales verdes con cierto grado de inclinación de tal modo que se hacen escalables, pero si te encuentras del otro lado, del lado del río. Con la cara que da al poniente se observa un desfiladero con un gran “risco” casi vertical. Ahí se encuentra una formación natural de grutas que es llamada “cueva envenenada”, por los desechos de murciélagos. Pero volvamos a la formación primaria… a través de los años, me he puesto a reflexionar, ¿el por que están en esa condición?.

Primero, aborde la teoría de que bien pudieron estar unidos este par de cerros señalados y haberse separado, de que uno sea el complemento del otro en una formación primaria.

Luego me ha asaltado la idea de que, algún Aerolito pudo haber golpeado, formado así aquel “Mágico lugar”. Por último y como una tercer teoría y a la cual veo más creíble, es que lo haya provocado la erosión del aire y el agua.

Debió de haber sido una formación normal de cerros en aquella era terciaria, luego cuando vino el descongelamiento de los polos, y por “ende” la inundación de agua de todas estos lugares.

Golpeo y erosionó las bases de los cerros hasta lograr dar la formación actual, mientras el mar se fue retirando.

Usted qué opina.


Buscar en el sitio

Alazapa Tutoriales